La nueva vida de Paloma Cuevas

A sus 48 años recién cumplidos y después de su mediática ruptura con Enrique Ponce, habría decidido comenzar una nueva etapa en el extranjero

Paloma Cuevas está de celebración. La empresaria cumple 48 años en uno de sus momentos más difíciles, por ello y cansada de la presión mediática tras su separación del diestro Enrique Ponce, podría estar meditando un cambio drástico en su vida

Según publicó la revista ‘Hola’Paloma podría estar valorando la posibilidad de que sus hijas, Paloma y Bianca, estudien el próximo curso escolar en el extranjero. La ex de Enrique Ponce tiene claro que será fuera de España, donde se mantengan alejadas del revuelo mediático de su ex pareja y su nuevo romance. Lo más probable es que la elección final sea Europa antes que Norteamérica, aunque por el momento no hay un destino claro. Al parecer, esta sería una decisión con la que el torero estaría de acuerdo.

Por el momento, y según informa dicho medio, Cuevas habría dejado la finca jienense 'La Cetrina" y se encuentra de nuevo en Madrid con sus hijas, que ya han comenzado el colegio en un centro de la capital al que llevan asistiendo desde que eran pequeñas. Por lo se espera que la socialité disfrute de un cumpleaños muy íntimo rodeada de su familia, sus hijas, y por supuesto, su círculo social más cercano que no la ha abandonado desde su ruptura con Ponce.