Miguel Bosé quiere pasar la Navidad con los cuatro niños

El cantante, que ganó el juicio a su ex Nacho Palau, protegerá a los pequeños para que no tengan carencias

A principios de esta semana, Miguel Bosé disfrutó de un par de días en el parque Disneyland de California

Está cada vez más cerca de que se siente jurisprudencia por un pleito que para muchas personas resultaba complicado ya que era la primera vez que se planteaba un juicio de filiación familiar de estas características. Me estoy refiriendo a Miguel Bosé y Nacho Palau. Ya conocen la historia. Cuatro hijos, de los cuales dos son de Miguel, con sus apellidos, y dos de Palau con los suyos. El juez concluye que no pueden ser declarados legalmente hermanos, como pedía Palau.

Como ya les conté en una crónica anterior, fue Palau quien separó a los cuatro niños llevándose a los suyos, de edad algo menor que los de Miguel, a Valencia. Se instaló en Chelva en una casa que es de Bosé, y eso hay que tenerlo en cuenta también para sacar conclusiones en esta historia. Ni Palau ni su madre hacen referencia a este particular cuando han hecho declaraciones en mitad del ruido mediático. La casa tiene incluso mobiliario de la finca de Miguel en Badajoz.

Foto de los cuatro hijos de Miguel Bosé y Nacho Palau, juntosInstagram

Escribí entonces, y reitero, que lo reprochable es que si son hermanos porque han vivido como tales, lo que tendría que haber hecho Palau es irse él de la casa familiar dejando a los niños juntos y reclamar luego lo que estimara conveniente. Parece que mis palabras han sido premonitorias.

Palau interpuso una demanda solicitando que los niños fuesen considerados legítimos hermanos y llevaran el apellido Bosé. O sea, Bosé Palau. El juez ha desestimado estas peticiones de Palau, argumentando que los niños deben llevar cada uno el apellido de su padre, de la misma forma desestimó que fuese Miguel Bosé el que se encargase de la manutención de los cuatro, entendiendo que Palau debe por lógica hacerse cargo de sus hijos biológicos ya que es un hombre sano y joven que puede trabajar y mantenerlos.

La sentencia sí obliga a que los niños pasen juntos las vacaciones. Nacho ya ha anunciado que recurrirá la decisión judicial y sigue insistiendo en el proyecto familiar que él rompió, siguiendo con el victimismo en el que parece sentirse cómodo

Lo que se desconoce es si la sentencia es de inmediata ejecución. De esta manera, podrían pasar juntos las Navidades. Sería el mejor regalo para ellos. Bosé confía en que así sea y pondrá a disposición de los críos los billetes de avión y lo necesario para pasar unos días felices en México, donde ahora reside. El cantante, con su enorme discreción, no hace declaraciones pero yo les puedo asegurar que los dos hijos de Palau siempre estarán protegidos por él para que no sientan carencias especialmente en su formación y estudios así como las afectivas. Los pequeños, por su parte, tienen muy clara la historia que están viviendo porque se lo han explicado y hablan casi todos los días.

Miguel Bosé, con sus hijos Tadeo y Diego, en la premiere de Godzilla, en Hollywood

Debate social

El meollo de la cuestión lo deja claro el juez cuando dictamina lo siguiente, según el comunicado que el sábado hizo público el abogado de Palau: «Nuestro actual sistema jurídico no permite efectuar formalmente la declaración de filiación solicitada». Es un aviso a navegantes para otras parejas que han recurrido a la gestación subrogada ya que, con la ley en la mano, hoy por hoy, lo que solicitaba Palau, no es posible. Más allá de la notoriedad de Bosé, la sentencia abre un debate social, pero, por lo pronto, Miguel ha ganado la primera batalla y, seguramente, la guerra si bien hasta ahora estaba apareciendo como el malo de la película. Ya ven que el tiempo, y la Justicia, pone a cada uno, al menos provisionalmente, en su sitio.