Andreíta sigue en casa de Belén Esteban: los motivos

Su madre teme que su hija se contagie de la cepa británica de la Covid-19, cuando retome en sus estudios en Reino Unido

Belén Esteban acompañando a Andrea Janeiro en su fiesta de cumpleaños.
Belén Esteban acompañando a Andrea Janeiro en su fiesta de cumpleaños.

La dura situación originada en el Reino Unido aconseja que Andrea Janeiro no regrese al centro londinense donde estudia. Sigue comiéndose el pollo de mamá Belén en Paracuellos y no sabe cuándo regresará a tierras británicas. Es la Esteban la que no quiere que su hija del alma abandone España, le aterra pensar que la cepa del virus más letal contagie a Andreíta, es madre protectora, y padre a la vez, ante el desinterés de Jesulín por la veinteañera, su primogénita, una actitud incomprensible a estas alturas.

Andrea echa de menos a su novio, al que conoció en Benidorm un verano, y que es de nacionalidad británica. Llevan su relación con una discreción absoluta, la misma que impera en la vida de la única hija de la colaboradora de “Sálvame”.

Daniel Wozza Worral es un chico de 23 años natural de Birmingham, cuenta con el toral beneplácito de su mediática suegra y dicen que le gusta mucho más la idiosincrasia española que la de su propio país. En Belén ha encontrado a la madre que perdió hace unos años. Rachel falleció víctima de una enfermedad incurable cuando tan solo tenía 34 años, y su hijo la recuerda con un emotivo tatuaje en uno de sus brazos. Todos los años, en el Día de la Madre, se acerca con sus hermanos al cementerio para llevarle flores.

Curiosamente, Andrea se fijó en Daniel por su parecido con Justin Bieber, su cantante favorito, aunque a Wazza no le gusta el tipo de música que canta ese artista. Es lo único que les separa, en lo demás se entienden de maravilla.