El extraño caso del exiguo patrimonio del “millonario” Manuel Valls

El político solo dispone en España de casi 15.000 euros. Ni inmuebles, ni coches. Su ritmo de vida contrasta con lo que dicen los registros oficiales

El concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls (d), y la heredera de los laboratorios Almirall, Susana Gallardo
El concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls (d), y la heredera de los laboratorios Almirall, Susana Gallardo FOTO: David Arquimbau Sintes EFE

Tras su fallido paso por la política española, Manuel Valls ha decidido regresar a Francia y probar fortuna, de nuevo, en la tierra que lo acogió cuando era un adolescente y en la que desarrolló la mayor y más exitosa parte de su vida política. El ex primer ministro francés, que estuvo en el gabinete de François Hollande desde marzo de 2014 hasta diciembre de 2016, ha hecho las maletas y vivirá junto a su tercera mujer, Susana Gallardo, en París.

¿Dónde se esconde su patrimonio? ¿Es un hombre austero aunque aparente lo contrario? El caudal oficial de Valls en España es tan exiguo como su carrera política en la capital catalana, en la que se presentó con el objetivo de ser alcalde de Barcelona, la ciudad que lo vio nacer. Tal y como él mismo dispuso en su declaración de bienes presentada en el Ayuntamiento de Barcelona en 2019, el político solo dispone, en España, de una cantidad cercana a 15.000 euros que se encuentran repartidos entre dos cuentas bancarias distintas. Asimismo, Valls no tiene ni una propiedad ni ningún vehículo a su nombre en territorio español, algo sorprendente después de haber nacido aquí y haber pasado los últimos años como concejal del consistorio condal.

El ex primer ministro francés, Manuel Valls.
El ex primer ministro francés, Manuel Valls.

A diferencia de lo que ocurre en España, el ex primer ministro sí posee varias propiedades en Francia, donde en realidad ha pasado la mayor parte de su vida y donde viven sus cuatro hijos, fruto de su primer matrimonio con Nathalie Soulié, con la que estuvo casado 18 años. La más cara es un apartamento de 44 metros cuadrados que está valorada en 315.000 euros y a la que podría mudarse con Susana Gallardo, aunque todo apuntan que lo harán al piso que la empresaria tiene en la exclusiva zona de Saint-Germain-de-Près, mucho más amplio. Manuel Valls ya no tiene que esconderse en una escasez de metros políticamente correcta.

Además de su apartamento parisino, Valls también tiene otra propiedad en Evry, una ciudad al sur de la capital. Se trata de un inmueble de 88 metros cuadrados y, según la declaración del político, tiene un valor estimado de 254.500 euros. Así, en «ladrillo» francés, Valls acumula 569.000 euros, tal y como él mismo desveló en el portal de transparencia del Ejecutivo francés en 2013. Eso sí, en la misma también se señalaba que faltaban por pagar 236.000 euros de un crédito hipotecario y otros 70.000 euros de un préstamo personal.

Manuel Valls (c) atiende a los medios
Manuel Valls (c) atiende a los medios

Perfil bajo

Cabe señalar que desde ese año, 2013, Valls ha ocupado puestos tan relevantes como el de ministro del Interior y, posteriormente, el de primer ministro de la República Francesa, con lo que Valls ya podría haber cancelado estos préstamos con su sueldo. Su sucesor como primer ministro, Èdouard Philippe, ingresó en 2018 por su labor 220.505 dólares, una cifra cercana a la que ganó Valls gracias al erario público. Tras su paso por el espacio político francés, Manuel Valls decidió presentarse en 2018 a las elecciones a la alcaldía barcelonesa. Valls confiaba en que su prestigio y el desarrollo de uno de los cargos más importantes de la política europea podrían haberle valido ganar el consistorio catalán. Pero no fue así y tuvo que claudicar ante Ada Colau. Lo máximo que pudo hacer fue prestarle sus votos para gobernar y quedarse en la oposición. Desde entonces, Valls ha estado manteniendo un perfil bajo dentro del ecosistema político barcelonés y se encuentra preparando su «vuelta a los ruedos» en Francia. el ex primer ministro francés podría tener la intención de presentarse a la presidencia, un cargo del que estuvo cerca gracias a su etapa durante el Gobierno de Hollande.

Aunque en España en la política no le ha ido muy bien, no puede decir lo mismo del amor, ya que ha conocido a la que es su tercera esposa, Susana Gallardo, una politóloga catalana que anteriormente estuvo casada con Alberto Palatchi, antiguo director de Pronovias hasta que decidió vender la empresa en 2017. Gallardo nació hace 56 años en el seno de una familia millonaria perteneciente a la burguesía catalana y ella misma figura como una de las grandes fortunas españolas. El capital provenía de la empresa familiar, los laboratorios farmacéuticos Almirall, creadores de fármacos tan famosos como Almax. Se graduó en Ciencias Políticas y Económicas en Oxford y se inició en el mercado interbancario en Londres. Además, fue consejera de La Caixa y de Abertis. Con ella Valls tiene cubiertos más de un aspecto, hasta se puede permitir otra desbandada política. Con ella, Valls vuela ahora a París hacia una vida más cómoda. Dicen que a la tercera va la vencida aunque el futuro no está escrito.