En Youtube

Diego Arrabal confiesa que ha recibido amenazas por parte de un supuesto abogado de Ana María Aldón

El paparazzi ha desvelado el contenido del mensaje que habría recibido por parte del entorno de la diseñadora

Diego Arrabal
Diego ArrabalLa RazónMediaset

Diego Arrabal ha pagado las consecuencias de su último viaje a Sanlúcar de Barrameda, tierra natal de Ana María Aldón, el cual tuvo lugar el pasado fin de semana. El paparazzi ha asegurado que, a raíz de contar una información sobre la ex de Ortega Cano, alguien del entorno se habría puesto en contacto con él: Anoche os conté que el sábado viajé a Sanlúcar, tierra natal de Ana María. Ayer dije que había una información que estaba en el mercado y que acabarán dando en algún programa de televisión porque es un bombazo. Es tan fuerte que yo no puedo darla porque no tengo esas pruebas, aunque tengo grabada a una persona que me cuenta una serie de cosas”, ha comenzado diciendo.

Ana María Aldón y Diego Arrabal
Ana María Aldón y Diego ArrabalMediasetfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@389ca132

Durante su último directo, el paparazzi habría recibido un mensaje por parte de un supuesto abogado de la colaboradora de ‘Fiesta’: “El día que se haga pública la información que tengo, esa persona no debería ni creo que pudiese estar en televisión bajo mi criterio... Anoche recibo un mensaje, y he intentado confirmar quién es el abogado de Ana María Aldón, pero no me lo saben decir”, asegura. “Se ha puesto en contacto conmigo una persona, un abogado, y me dice que se llama Juan Prieto y que, como abogado de Ana María Aldón, si fuese yo tendría mucho cuidado con la persona que vas a llevar, porque el responsable voy a ser yo... Termina el mensaje diciendo que ‘estoy advertido’”, asegura Arrabal ante el asombro de sus espectadores.

 

En el caso de que así fuera, Arrabal determina que esta tendría mucho que ocultar para que alguien le advierta de esa manera y de forma inesperada. Todo esto a raíz de que el paparazzi asegurase que tenía unas grabaciones de una persona relacioanda con la diseñadora que no le dejarían precisamente en buen lugar.