Gente

Miranda Rijnsburger ATERRIZA en Marbella con sus hijos: la pérdida familiar de la albacea de Julio Iglesias

Los secretos de la dueña del patrimonio español de Julio Iglesias

Julio Iglesias y MIranda Rijsburger
Julio Iglesias y MIranda Rijsburger

Miranda Rijnsburger y sus hijos ya han llegado a Marbella donde, como cada año, pasarán parte de sus vacaciones de verano. Y aunque las últimas en llegar a la finca Cuatro Lunas han sido las gemelas Victoria y Cristina, según publica Vanitatis, la modelo holandesa lleva ya algunos días ultimando preparativos en las instalaciones lo que podría indicar que la llegada del cantante Julio Iglesias a la localidad malagueña podría ser inminente.

Cristina y Victoria pasan los días relajadas en la piscina de la finca y también volcadas en el cuidado de sus caballos. Las modelos son grandes aficionadas a la hípica y han ampliado recientemente su cuadra con la adquisición de nuevos equinos de las que ellas mismas se ocupan. Entre sus planes está también acudir al festival Starlite donde asistirán al concierto de Nicky Jam.

Miranda ya es una más en la zona de Elviria, donde residen. Aunque la finca en la que viven estuvo a la venta hace unos años, el precio marcado no ha permitido que nadie lo pueda adquirir de momento. Cuatro Lunas fue adquirida por una sociedad de Rijnsburger, que por aquel entonces pertenecía a un jeque libanés que se la vendió con muebles incluidos. La parte de Marbella era propiedad de Curro Romero quien hace diez años llegó a un acuerdo con Urbanismo partiendo por la mitad los terrenos. Así, la casa pertenece a Ojén y la parte de la piscina en la que las gemelas aparecen siempre posando en sus redes sociales está situada en el municipio de Marbella.

La finca tiene además una bodega con capacidad para 2.000 botellas. La bodega se encuentra en medio de un inmenso alcornocal de árboles centenarios donde el propio artista había mandado construir un par de huertos ecológicos y donde planta sus propias frutas y verduras. La casa principal dispone de una suite de 400 m² y ocho cuartos de baños, cinco para el servicio, y tres para la familia.

Miranda Rijsburger, quien se casó en esta finca en 2010, tras 20 años de conviviencia con Julio Iglesias, es la administradora de la sociedad. Androsemo SL tiene 7.822.940 euros de activo y no presenta cuentas, así que poco podemos saber de su actividad mercantil. Lo que llama la atención es que la angelical Miranda comparte gestión de esta sociedad con un polémico abogado marbellí de origen catalán, Antonio Fortuny. Miranda también es la administradora de una segunda sociedad: Bellevue Costa Sol SA, que tiene su sede en Madrid, no da beneficios y cuenta con un activo de 4.623.283 euros. Los terrenos próximos a su hogar dan la impresión de formar un perímetro de seguridad para la mansión del cantante.

Miranda pasa largas temporadas en Marbella, pero su lugar de residencia está en Miami donde vive con sus hijos. El cantante, por su parte, lo hace en Punta Cana donde tiene su estudio de grabación. Marbella es de los pocos lugares donde la pareja coincide. Julio no ha dejado nunca de elogiar a Miranda por la paz que le transmite y lo bien que cuida a los niños. También es albacea de su patrimonio.

Este año ha sido especialmente dificil para la esposa de Julio Iglesias, ya que en abril de 2020 fallecía su madre Paula Bakker a consecuencia de una larga enfermedad. La revista ¡Hola! publicaba que desde hace años, Paula, natural de Leimuiden (Holanda), muy cerca de Ámsterdam, residía con su hija en Miami. Un dolor que tanto Cristina como Victoria reflejaban a modo de despedida en sus redes sociales.

Además de su pasión por los caballos, a las hijas de Julio Iglesias y Miranda Rijnsburger les encantan los perros. Buena prueba de ello es que incluso han creado un perfil de Instagram, Iglesiaszoo, en el que suben las imágenes de sus mascotas caninas. Leila, Luke, Coco son algunas de ellas.