Gente

Jaime Peñafiel, de azote de Doña Letizia a centro de la ira en las redes por desear la muerte a Bosé

Ha criticado la actitud negacionista del cantante

El periodista Jaime Peñafiel EFE/Ballesteros
El periodista Jaime Peñafiel EFE/Ballesteros FOTO: Ballesteros EFE

Conocido es que el incombustible periodista Jaime Peñafiel (89) no tiende a morderse la lengua. Sus críticas a la Reina Letizia desde que se anunciara su compromiso con el entonces príncipe de Asturias han sido una constante en el nonagenario comunicador. Estos días vuelve a ser tendencia por “desear la muerte” al cantante Miguel Bosé, por su actitud negacionista desde que se iniciara la pandemia de la Covid-19. Merecería morirse de covid por el daño que está haciendo, dijo.

La mayoría de sus declaraciones causan siempre polémica, sean contra el Covid, los negacionistas, o la monarquía, una de sus principales “fijaciones”. Así, en su momento, no dudó en tachar al Rey Felipe VI de “mal hijo. Echó a su padre y Letizia fue la instigadora”. Esta fue la conclusión del periodista al “exilio” de Don Juan Carlos en Abu Dabi. Él, que siempre ha apoyado el regreso del Emérito, no ha dudado en criticar la decisión del actual Rey. “Un hijo no puede echar a su hijo de casa y del país”, apuntaba entonces indignado, asegurando que si el Emérito no ha podido volver a nuestro país después de 16 meses es porque Don Felipe ha asegurado que “no es el momento”. “Él puede volver cuando le salga de los cojones!”, señalaba hace tan solo un mes.

La Familia Real Española, en los Premios Princesa de Asturias. Ep
La Familia Real Española, en los Premios Princesa de Asturias. Ep FOTO: Jorge Peteiro Europa Press

Especializado en la Casa Real, sus dardos suelen ir dirigidos a su objetivo favorito: Doña Letizia. Así, en noviembre pasado denunciaba el ninguneo a la Reina Sofía en los premios Princesa de Asturias. Sobre la madre del Rey, Peñafiel reflexionaba que “quizá cree que cumple con sus deberes pero no con sus obligaciones que ya no tiene. Esta es la única explicación al verla en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo, desairada por la familia a su llegada al Teatro Campoamor, como pudo verse por televisión, esperando el saludo de su hijo y de sus nietas que no se produjo. Letizia, ni la miró”. Para reforzar su teoría, es frecuente que Peñafiel se diriga a la Reina Letizia como “la nieta del taxista” en tono evidentemente despectivo pero hacia la actitud de la Reina Sofía también es crítico y consideera que su actitud con respecto a su nuera es “masoquista, tienen una relación inexistente y ella no quiere darse por enterada”, denunciaba en la revista Lecturas.

La Princesa Leonor y la Reina Sofía en los Premios Princesa de Asturias.
La Princesa Leonor y la Reina Sofía en los Premios Princesa de Asturias. FOTO: Chema Clares GTRES

Puestos a criticar, y eso el periodista parece que lo borda, se ha metido también con los “inadecuados altos tacones que la minifaldera Leonor llevaba imitando a mamá, impropios de una niña” que cumple 16 años, dijo refiriéndose al “outfit” de la princesa en los premios que llevan su nombre. Y en ese punto incluso lanzaba un mensaje de advertencia y aviso a los Reyes Felipe y Letizia al hilo de la polémica que se organizó por la fiesta Queer en el UWV Atlantci College en el que estudia la Princesa: “Yo que sus padres me preocuparía después de que se haya conocido las desmadradas y locas fiestas en el colegio galés de Leonor, organizadas por la princesa Alexia de Holanda, compañera de colegio de la heredera española y que ha desatado una gran polémica con las fotografías de las colegialas en bragas y sostén unas, otras sin él y con pezoneras y los chicos en tanga, bailando en “la semana dedicada a la comunidad LGTBI”.

Tampoco le pareció bien al periodista la presencia de la Infanta Sofía en “la presidencia del solemnísimo acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias”, señalando que “cuando Felipe protagonizaba los premios Príncipes de Asturias, en la presidencia no participaban sus hermanas Elena y Cristina. Su sitio hubiera estado acompañando a su abuela paterna, no a la materna, of course, la Reina Sofía en el palco del Teatro Campoamor”. “¿Un fallo del protocolo? O ¿una imposición de Letizia?”, se preguntaba lanzando una nueva “pullita” a la Reina Letizia, principal objeto de sus críticas a la Casa Real.