Gente

Pamela Anderson se divorcia por quinta vez

La actriz se casó con Dan Hayhurs hace trece meses

Pamela Anderson, en una imagen de archivo
Pamela Anderson, en una imagen de archivo

La actriz Pamela Anderson se ha vuelto a divorciar. La actriz de “Los vigilantes de la playa”, que se casó en secreto con su guardaespaldas tras enamorarse durante el confinamiento, vuelve a estar soltera. Por quinta vez ha puesto fin a un matrimonio que en esta ocasión tan solo ha durado trece meses. La noticia de la boda llegó tras unas fotos en las que la modelo aparece en Malibú sin anillo de compromiso, algo que en seguida hizo saltar las alarmas. Y aunque la protagonista no ha confirmado la noticia, una fuente cercana ha asegurado aThe Rolling Stone” que ya ha empezado a tramitar el divorcio en Canadá, donde la pareja ha estado viviendo desde que se dieron el “sí, quiero” en Navidad de 2020.

“Pamela ama cómo vive”, ha dicho la fuente al citado medio, quien también ha calificado el matrimonio de “torbellino pandémico”. Anderson conoció a Dan Hayhurs, en septiembre de 2020, tan solo siete meses después de separarse de su anterior esposo. Después de compartir varios momentos juntos luchando por los derechos de los animales, también estuvieron muy involucrados en una granja santuario de la que él era constructor. Los primeros meses de confinamiento por la pandemia de la Covid-19 los pasaron juntos sin separarse en ningún momento.

La intérprete bromeaba hace unas semanas en “The Daily Mail” al señalar que su primer año de casada había “durado como siete” destacando que los dos habían encajado “de forma natural”.

Tras una temporada viviendo en Canadá, Anderson tiene doble ciudadanía, actriz ha vuelto a California para pasar más tiempo con sus dos hijos.

En julio de 2019, Pamela anunció su ruptura con el futbolista Adil Rami, tras descubrir que llevaba una doble vida con otra mujer. Seis meses después se casó con Jon Peters, el magnate de Hollywood que confesó estar enamorado de ella desde hacía 35 años. Fue su quinta boda para ambos, aunque el amor se les rompió tan solo seis meses después, cuando ni siquiera habían formalizado legalmente su matrimonio.