Gente

Tamara Falcó diseña medallas marianas: “Rezo todos los días por los refugiados ucranianos”

Tamara Falcó en 'El Hormiguero'.
Tamara Falcó en 'El Hormiguero'. FOTO: El Hormiguero

El fervoroso universo religioso de Tamara Falcó se traslada al mundo de Tous, gracias a las medallas con imágenes de la Virgen que la hija de Isabel Preysler ha diseñado para la firma del osito.

Soy muy devota de la Virgen María y diseñar estas medallas es un gran honor que me llena de orgullo. Las medallas se hicieron con todo el cariño del mundo, y la primera tirada se agotó. Era flipante… creo que hay más gente devota de la que se piensa. Mire el americano ese que entró en prisión y se convirtió a la fe. La gente reza en privado, que es como debe hacerlo.”

La marquesa de Griñón nos adelanta que “ya les he regalado medallas a mi novio y a mi madre y les han encantado. La de mami es muy parecida a una que ella me dio cuando hice mi Primera Comunión, me causa mucha ilusión que la tenga.” Otra de las facetas de Tamara es su afición por el arte culinario: “siempre me ha gustado comer, y la cocina me encanta”.

Iñigo Onieva y Tamara Falcó en Lula Club
Iñigo Onieva y Tamara Falcó en Lula Club FOTO: Ion Leibar Ion Leibar

La relación con su novio, Iñigo Onieva, asegura “va muy bien, no hacemos caso a rumores que lo único que pretenden es hacer daño a nuestra relación. Ha sido un acoso, un bullying tremendos. Muy desagradables… Se meten con nosotros de una forma muy desagradable. Bueno, más con Iñigo. Al final lo tienes asumido”. Y añade que “no me gustaría verme en la tesitura de tener que perdonar o no una infidelidad. A veces quieres perdonar y no te sale… Pero no hago caso de rumores, confío mucho en Iñigo.”.

En junio le entregarán su nuevo piso: “tengo muchas ganas de ocuparlo”. Y antes de despedirse se atreve a opinar sobre la guerra en Ucrania: “es muy triste, y más cuando escuchas hablar de que pueden utilizarse armas nucleares. Estamos todos muy preocupados, y yo rezo todos los días por los refugiados ucranianos y para que haya paz”.