Gente

Chris Rock, en su “mejor momento”, superadas sus infidelidades y su adicción al porno

La imagen de Will Smith abofeteándolo en plena ceremonia de los Oscar no tardó en convertirse en viral

El conductor de la gala, Chris Rock
El conductor de la gala, Chris Rock

A sus 55 años, el cómico, Chris Rock, protagonista de los Oscar, no por presentar la estatuilla al mejor documental, sino por el encontronazo con Will Smith, asegura estar en su mejor momento. El actor no solo acude a terapia siete horas a la seman, sino que además, levanta pesas y sigue una dieta baja en azúcares. Además, firmó el papel de su vida como protagonista de la cuarta temporada de Fargo.

Chris Rock, en el backstague de los Oscar.
Chris Rock, en el backstague de los Oscar. FOTO: A.M.P.A.S. via REUTERS

En 2014 Rock anunció que, tras casi dos décadas, se separaba de Malaak Compton, fundadora de la organización sin ánimo de lucro styleWorks para mujeres de bajos recursos, y madre de sus dos hijas, Lola Simone y Zahra Savannah. El divorcio se extendió dos años y la mitad de la fortuna de la pareja fue para ella.

Rock asumía que era una persona con la que era difícil convivir, pero pronto se reveló que el verdadero motivo de su separación eran las múltiples infidelidades de Rock y su adicción al porno.

Como cuenta en Tamborine, uno de los dos especiales que grabó para Netflix, “¿sabes lo que pasa cuando ves mucho porno? Que te vuelves como sexualmente autista. Te vuelves insensible”, aseguró. “Cuando empiezas a ver pornografía, cualquier porno funciona. Luego ya estás completamente dormido y necesitas un cóctel porno perfecto para sacarte de allí”, explicó.

A continuación, Rock admitió que el final de su matrimonio con Compton fue culpa suya por ser un completo “imbécil”. “No escuché. No fui amable. Pensaba, pago por todo, así que puedo hacer lo que quiera. Cuando los hombres engañamos es como si quisiéramos algo nuevo. Pero, ¿sabes lo que pasa? Que tu mujer se entera y nunca vuelve a ser la misma. Entonces tienes algo nuevo, pero es un nuevo mal”.

Recuperado de su adicción al porno, Rock se vio obligado a aceptar cualquier trabajo con tal de poder asumir la pensión de sus hijas, ya adolescentes, con las que mantiene una excelente relación.