Gente

Mercedes García: «La fama de Luis Lorenzo de gran amante es pura fachada»

La ex pareja del actor Luis Lorenzo afirma que es «un estafador y un vividor». La engañó sentimental y le dejó 140.000 euros que aún no le ha devuelto

Luis Lorenzo y Arancha Palomino llegan a un supermercado junto a su hijo
Luis Lorenzo y Arancha Palomino llegan a un supermercado junto a su hijo FOTO: José Ramón Hernando Europa Press

Estaba tan enamorada que tardó dos años y medio es descubrir que el hombre al que amaba le estafaba emocionalmente. La empresaria Mercedes García, siete años después de romper con Luis Lorenzo, vuelve a un primer plano de la actualidad por la presunta implicación del actor y su actual pareja, Arancha Palomino, en la muerte de la tía de esta última. Un estafador sentimental que supo «seducirme con sus artes amatorias. Me enamoré perdidamente de Luis y confiaba en él. No supe predecir lo que ocurriría después: sus mentiras, sus infidelidades y sus engaños. He llegado a la conclusión de que estaba conmigo por dinero, nunca me quiso. Me estafó sentimentalmente.

Mercedes, afortunadamente, pudo recuperar buena parte del dinero que Luis le fue quitando de las cuentas, pero todavía «me debe unos ciento cuarenta mil euros, que pienso reclamar por vía judicial. No lo hice antes porque lo único que se me pasaba por la cabeza era desligarme totalmente de ese personaje, quería perderle de vista para siempre, pasar pagina… Eso si, mi abogada, Teresa Bueyes, le reclamó ese dinero por medio de un burofax, y todavía estoy esperando a que responda a ese requerimiento».

En el registro de la casa de Lorenzo se han descubierto ciento cuarenta mil euros en efectivo, y nuestra interlocutora cree que «ese dinero podría ser el que me debe. No voy a perdonarle ni un solo euro». Reconoce que «no he hablado con Luis desde hace mucho tiempo. Me crucé con él en un juzgado, por un asunto relacionado con la madre de su hijo mayor, pero le vi de espaldas y no intercámbianos ni una sola palabra. Luis se negaba a pasarle al niño la pensión de alimentos, alegando que no tenía dinero, y yo tuve que presentar documentos de lo que le había pagado al trabajar en una de mis empresas».

¿Donde se conocieron?

Nos presento mi abogada, Teresa, que era amiga de Luis. En la primera cita estábamos los tres, en una terraza de la calle Ibiza de Madrid. Yo aparecí con un coche deportivo y me iba bien económicamente. Luis comenzó a hilar cosas y utilizó sus dotes de seductor para conquistarme.

¿No llegó a sospechar que lo que buscaba era su dinero?

Hombre, se veía que era un poco caradura, pero sabía echar mano de herramientas de seducción. Era muy caballeroso y muy meloso conmigo, se desvivía por todo, era muy zalamero… Hasta se ofreció muy generosamente a echarme una mano desinteresadamente en una farmacia de mi propiedad. Preparan dietas para mis clientas, porque se presentaba como «coach» nutricional. Se presentaba en el local un día a la semana, y lo hacía gratis.Un hombre guapo, tan atento, seductor… pues ellas se sentían encantadas. Y yo también.

Era una buena estrategia.

Claro. Él intentaba ganarse mi confianza con su generosidad y su talante cariñoso.

Y un fracasado como actor.

Trabajaba muy poco, alguna que otra colaboración. Una vez me desveló que por una intervención en una serie, creo recordar que en «La que se avecina», le habían pagado tan solo quinientos euros. Estaba desesperado. Y reconozco que me daba mucha pena. Con eso no podía vivir, ni comprarse laca, que se echaba mucha.

¿Le calificaría como un hombre coqueto?

Mucho, tardaba en arreglarse cada vez que salíamos mucho más que yo. Pero no le daba importancia, tenga en cuenta que era mi pareja y que yo estaba enamorada de él, no veía nada malo en Luis, esa ceguera me impedía descubrir lo malo. Solamente le encontraba cosas buenas.

No paraba de pedirle dinero…

En una ocasión me pidió más de cien mil euros para comprarse una casa en la zona de Alfonso XIII, y me dijo que me lo iría devolviendo poco a poco en diez años.. Yo iba a comprarme el de al lado. Al final adquirí el inmueble y él no.

¿En esos dos años y medio de relación llegaron a vivir bajo el mismo techo?

No. Alguna noche de fin de semana la pasaba conmigo, pero siempre me decía que estaba muy liado. Me mentía, se iba a ver a Arancha.

Tiene fama de gran amante.

Pues esa fama es pura fachada.

¿Cómo se enteró de que la engañaba con otra?

Mi abogada me abrió los,ojos en el verano de 2014. Teresa me dijo que Luis vivía muy bien a mi costa y que veía cosas extrañas en su comportamiento. Era un vividor estafador.