Gente

Los niños de Santiago Segura vuelven a la carga

El próximo 14 de julio regresan a los cines con la tercera entrega de la divertida comedia «Padre no hay más que uno»

Santiago Segura vuelve a los cines y nuevamente lo hace junto a su «truope», la de «Padre no hay más que uno» que estrena su tercera entrega el próximo 14 de julio en cines, y que nuevamente pretende convertirse en un éxito de taquilla. Las claves de éste puede que residan en su reparto, encabezado por el propio director, Toni Acosta y Loles León, entre otros, y que completan los niños Martina D’Antiochia, Luna Fulgencio, Carlos G. Morollón, Luna López, Calma y Sirena Segura, ambas hijas del actor. Sin duda, las caras más entrañables de esta comedia que pese a estrenarse en verano, se sitúa en Navidad, donde la casa familiar de los García se llenará de nuevos inquilinos que vienen para quedarse con una divertida trama en la que el lío está asegurado, una vez más.

Y de esta manera tan peculiar nos lo resumen a LA RAZÓN sus pequeños protagonistas: «Si les ha gustado la primera y la segunda, la tercera ya... ¡que se agarren a los sillones!», nos asegura Luna Fulgencio, de 11 años. Por su parte, Carlos G. Morollón, desvela que la película contagia ese espíritu navideño y que tras rodarla , incluso «las vacaciones se me han hecho más largas».

En esta tercera saga, además de los rostros repetidores también encontraremos un cameo de Omar Montes, y Calma (14) nos relata cómo surgió esta idea: «Se conocieron en un programa, se hicieron amigos y de pronto me enteré deque iba a estar en la película. A mi su música me encanta». Y es que tras una charla de media hora con los benjamines del filme, nos podemos hacer una idea de cómo fue el divertido rodaje con sus particulares travesuras: «Somos unos bichos pero cuando hacemos las cosas, las hacemos bien», apostilla Carlos.

El elenco de protagonistas de la película posan en el photocall.
El elenco de protagonistas de la película posan en el photocall. FOTO: GOYO CONDE/SONY GOYO CONDE/SONY

Cuando hablamos de Santiago Segura como director, Sirena (8) -su hija menor- confiesa que su padre es «muy guay y muy majo» y aunque le encanta hacer películas con él, «a veces se estresa un poco cuando no lo hacemos bien»; pero sin duda lo prefiere como padre. «Es más blando y un poco desastre», apuntilla Calma.

Conquistan por su inocencia y naturalidad, pero sorprende ver la profesionalidad con la que se desenvuelven frente a las cámaras y la Prensa pese a su corta edad, nada que envidiar a los grandes actores de Hollywood, aunque por el momento reconocen que no se consideran «famosos». «A mi me encanta cuando me piden una foto por la calle porque le haces feliz a esa persona», cuenta Luna Fulgencio.

Pequeños grandes actores

Compaginan sus estudios con los rodajes mientras sueñan con seguir formándose dentro del mundo de la interpretación, pero como bien dice Carlos, «en la vida pueden pasar muchas cosas. Si sigo haciendo películas, fenomenal, sino tendré una vida normal». «Yo quiero ser actriz y más cosas porque veo a mi padre que está muy cansado y no quiero estar así, aunque me gusta. También quiero ser maquilladora de cine, profesora de niños y también cantar», confiesa Sirena, una pasión que también comparte con Luna; mientras que Calma tiene claro que no quiere seguir los pasos de su padre y le gustaría estudiar Periodismo. Próximamente podremos verlos por separado en «El hombre del saco» y «A todo tren 2». Sin duda, los primeros pasos de unos pequeños grandes actores.