James Ford, el “héroe” del Puente de Londres que era un asesino en libertad condicional

Ford pasó quince años en la cárcel tras asesinar en 2003 a Amanda Champion, una joven de 21 años

Tres héroes reducen al terrorista de Londres
Tres héroes reducen al terrorista de Londres

Tres valientes ciudadanos redujeron ayer a Usman Khan, el atacante del Puente de Londres que sembró el pánico en la ciudad del Támesis al atacar a todo aquel que se cruzara en su camino. El ataque se saldó con varios heridos y con dos personas fallecidas. Uno de esos héroes es un ex convicto que asesinó a una joven y pasó quince años en la cárcel.

James Ford, así se llama este "héroe" de 42 años, asesinó en julio de 2003 a Amanda Champion, una joven de veintiún años con dificultades de aprendizaje que fue hallada estrangulada y con la garganta cortada cerca de su casa, según cuenta The Mirror. La Policía no tenía ninguna pista sobre el caso hasta que un trabajador de una línea telefónica se saltó el "secreto profesional" y confesó que Ford había llamado para confesar el crimen.

Tiempo después, se conoció que este hombre, que nunca negó que era el asesino de Champion, había llamado hasta en 45 ocasiones para contar que estaba teniendo pensamientos suicidas. El hombre fue condenado a pasar gran parte de su vida en prisión desde 2004, y en el momento del atentado en Londres, se encontraba en libertad condicional.

El destino quiso que Ford se encontrara con Khan y salvara a la ciudad de que el ataque hubiera sido más catastrófico. Sin embargo, debido a su pasado, para todos no es un héroe. Angela Cox, tía de la joven asesinada, se enteró por la televisión de que Ford estaba en libertad. "No es un héroe. Es un asesino en libertad. Cualquiera de mi familia podría haber estado en Londres y haberse topado con él".