Los “caucus” de Iowa explicados para los españoles

Representan el primer indicador de las preferencias de los votantes al margen de las encuestas

Iowa inaugura las primarias del Partido Demócrata para elegir al candidato que se medirá con el presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre. Este minúsculo Estado rural tiene una fuerte carga simbólica -excesiva para algunos analistas- por dos razones. Representa el primer indicador de las preferencias de los votantes al margen de las encuestas. Por lo tanto, el candidato que se impone pasa automáticamente a ser el favorito de la carrera demócrata. Recibe más atención mediática y más fondos de los donantes. Dos cuestiones básicas para mantenerse en la carrera.

Circula, también, una ley no escrita que asegura que quien gana Iowa será quién finalmente logre la nominación presidencial en la convención de julio. El ex vicepresidente de EE UU, el moderado Joe Biden, y el senador de Vermont, el radical Bernie Sanders, son los que tienen más opciones. La senadora Elizabeth Warren y el joven Pete Buttieg, pueden también dar la sorpresa. Todo permanece muy abierto.