Internacional

Reino Unido cierra (por fin) los colegios

Tras la presión de padres y profesores, Boris Johnson suspende las clases a partir del viernes por el coronavirus

El «premier» Boris Johnson se resiste aún a imponer el estado de emergencia ante la pandemia, pero poco a poco va aplicando las medidas ya impuestas en los países vecinos. Tan sólo 24 horas después de que Sir Patrick Vallance, el asesor científico principal del Ejecutivo, explicara que cerrar los colegios no era una prioridad, el líder «tory» anunciaba ayer el cierre de las escuelas en todo Reino Unido a partir del viernes y hasta nuevo aviso.

Eso sí, los hijos de trabajadores con puestos ahora claves como sanitarios, policías, repartidores de alimentación o asistentes sociales- podrán continuar asistiendo a los centros, así como los niños de las familias más vulnerables a los que se seguirá ofreciendo servicio de comedor.

En cualquier caso, Johnson recalcó que los niños no deberían quedarse ahora al cuidado de sus abuelos o de personas de avanzada edad, “particularmente vulnerables” al Covid-19, virus que, al cierre de esta edición, había dejado 104 muertes en el país. El miércoles por la noche los casos detectados era de 2.626 casos, aunque las autoridades consideran que los casos reales rondarán ya los 55.000.

El “premier”, que está recibiendo constantes críticas por su estrategia ante la pandemia, aseguró que continuará tratando de tomar las medidas “adecuadas en el momento oportuno”, siguiendo “el mejor consejo científico”.

En este sentido, aseguró que clausurar las escuelas tiene un “valor limitado a la hora de ralentizar la expansión” del virus, “en parte porque los colegios son entornos muy seguros en esta epidemia, en la que los niños y los jóvenes son mucho menos vulnerables”.

“Mantenerlas abiertas hasta ahora reducía la presión en la sanidad pública y otros servicios y facilitaba que muchos trabajadores pudieran continuar desarrollando su labor”, aseguró.

“Aunque siempre hemos dicho que manteníamos nuestro plan bajo constante revisión. Ahora, viendo la curva de la enfermedad, debemos aplicarle algo más de presión”, indicó en la rueda de prensa diaria que mantiene en el Número 10 desde el pasado lunes.

Cuestionado por los periodistas, Johnson rehusó descartar medidas de aislamiento más severas en los próximos días en Londres, donde se han registrado en torno a un tercio de las muertes por el coronavirus.

La mayoría de colegios cerrará a partir del viernes, aunque a algunos tendrán que permanecer abiertos para ayudar a los niños de los hijos de los trabajadores esenciales como el personal sanitario, indicó el ministro de Educación, Gavin Williamson, en el Parlamento.

Se que la situación es cada vez más complicada. Ya dije con anterioridad que si la ciencia y las recomendaciones cambiaban sobre mantener las escuelas abiertas, actuaríamos”, indicó Williamson.

“Ahora estamos en esa etapa. El brote del virus está aumentando más rápido de lo que anticipamos”.

El cierre de colegios tendrá repercusiones económicas y sociales masivas para la quinta economía del mundo. Según informa Reuters, alterará las vidas de casi 9 millones de niños británicos y forzará a su padres a que se queden en casa para cuidarlos.

Algo que ya ha sucedido en países gravemente afectados por el coronavirus como Italia o España.