El misterio de los 6 millones de mascarillas

Alemania pierde un paquete de máscaras FFP2 para sanitarios en un aeropuerto de Kenia

Thumbnail

Los funcionarios de aduanas alemanes están tratando de rastrear unos seis millones de máscaras faciales, vitales para la protección contra el coronavirus de los trabajadores sanitarios. Según denuncian han desaparecido en un aeropuerto de Kenia.

“Las autoridades están tratando de averiguar qué sucedió”, dijo una portavoz del ministerio de Defensa alemán, confirmando una noticia publicada por la revista “Spiegel”.

Una portavoz de la Autoridad de Aeropuertos de Kenia (KAA) reconoció que, de momento, las investigaciones no han arrojado luz hasta ahora. Las mascarillas FFP2, que filtran más del 90% de las partículas, fueron encargadas por las autoridades aduaneras alemanas.

Tanto el servicio de aduanas como la oficina de adquisiciones de las Fuerzas Armadas están ayudando al ministerio de Sanidad germano a conseguir el equipo de protección. Uno equipamiento primordial que se necesita con urgencia también en Alemania.

Según informa Reuters, el envío debía llegar a Alemania el 20 de marzo, pero nunca llegó después de desaparecer a finales de la semana pasada en un aeropuerto de Kenia. No estaba claro por qué las máscarillas, producidas precisamente por una empresa alemana, se encontraban en Kenia.

Investigación en marcha

“Lo que sucedió exactamente, ya sea un robo o que se trate de un proveedor que no es serio, está siendo aclarado por aduanas”, señaló una fuente del Gobierno alemán,bajo condición de anonimato.

De acuerdo con “Spiegel”, Alemania ha realizado pedidos por valor de 241 millones de euros con proveedores de equipos de protección y sanitarios para combatir el nuevo coronavirus. La portavoz del ministerio de Defensa dijo que no había impacto financiero por la pérdida de las máscarillas, ya que no se había realizado el pago.

Alemania está preparando a sus hospitales y trabajadores sanitarios para acoger a un gran aumento de nuevos pacientes con coroanvirus. Ya tiene 27.436 casos confirmados de coronavirus y 114 personas han fallecido, según el Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas. Una tasa de mortalidad inferior a la muchos de los países más afectados por este nuevo virus que ha puesto en jaque al mundo.