Putin aplaza el referéndum constitucional que le blinda en el Kremlin por el coronavirus

El presidente ruso declara la próxima semana como no laborable y promete prorrogar seis meses las ayudas sociales para combatir la pandemia, que se ha cobrado los dos primeros muertos oficiales

Russian president Vladimir Putin visits a hospital
El presidente ruso, embutido en un traje amarillo, visita un hospital de infectados de Covid-19 en Moscú/EPAALEXEI DRUZHININ / SPUTNIK / KREEFE

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció hoy el aplazamiento del plebiscito constitucional previsto para el 22 de abril y declaró la próxima semana no laborable en todo el país para contener la propagación del coronavirus. “La absoluta prioridad es la salud, la vida y la seguridad de la gente. Por eso, considero que la votación debe ser trasladada a una fecha más tardía”, dijo Putin en un mensaje a la nación retransmitido por televisión.

Putin ya había aludido anteriormente a la posibilidad de tener que posponer el plebiscito, debido a la pandemia, que ha alcanzado en Rusia los 658 casos, informaron hoy las autoridades. En las últimas semanas Putin se había enfrascado en una intensa campaña electoral para lograr la aprobación de las reformas constitucionales.

En caso de que los rusos apoyen las enmiendas propuestas por Putin, este podría presentarse a la reelección en 2024 y también en 2030, algo que prohíbe la actual Constitución.

“Debemos entender que Rusia, debido a su situación geográfica, no puede aislarse de la amenaza. Junto a nuestras fronteras hay países que se han visto gravemente afectados por la epidemia”, señaló con gesto adusto. Dirigiéndose a los ciudadanos, reconoció que “contener totalmente” la entrada del coronavirus en territorio ruso es “objetivamente imposible”. “Lo que podemos hacer, lo hacemos, es decir, trabajar de manera profesional y organizada, adelantándonos”, afirmó.

Putin anunció un paquete de medidas sociales y económicas para ayudar a la población, la primera de las cuales fue declarar no laborable desde el 28 de marzo al 5 de abril. “Es extremadamente importante contener la amenaza de una rápida propagación de la infección. Por eso, declaro la próxima semana no laborable con garantía de salario”, indicó.

El objetivo de dicha medida es “minimizar la velocidad de propagación de la enfermedad”, explicó Putin, quien ordenó en enero el cierre de la frontera con China, origen de la pandemia. También anunció que todos los subsidios sociales se prolongarán “automáticamente” por espacio de medio año.

Y pidió a los rusos que obedezcan las recomendaciones de las autoridades, que ordenaron el cierre hoy de cines y lugares de ocio. “Créanme, lo más seguro ahora es quedarse en casa”, resaltó el líder del Kremlin.

Dudas sobre el balance oficial

Horas antes del discurso televisado de Putin, las autoridades rusas informaron del fallecimiento en Moscú de dos pacientes con coronavirus, los primeros reconocidos formalmente por el Gobierno después de que asegurase que un caso previo se debía a un accidente vascular y no a una consecuencia derivada del Covid-19. Las autoridades han informado de 658 casos, si bien el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, advirtió el martes en una reunión con el presidente de que la cifra real podría ser mayor al no realizar pruebas a todas las personas que presentan síntomas.

Las autoridades informaron el 19 de marzo del fallecimiento de una mujer de 79 años con coronavirus, pero en los días posteriores se esforzaron por aclarar que su muerte se debió a un coagulo de sangre. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recoge este fallecimiento en su recuento mundial. El centro operativo creado para responder a la crisis sanitaria ha revelado este miércoles el fallecimiento de dos pacientes.

“En Moscú han fallecido dos pacientes de avanzada edad que dieron positivo en el test del coronavirus”, ha asegurado el organismo, según la agencia de noticias oficial Sputnik.