¿Qué efectos hubiera tenido un bombardeo de EEUU sobre las instalaciones iraníes?

Barah Mikaïl, director de Stractegia, asegura que el presidente de EE UU rechazó en el pasado la postura de su asesor John Bolton de mantener una reacción militar con el régimen de los ayatolás

Donald Trump en la Casa BlancaCARLOS BARRIAREUTERS

El Gobierno de Irán ha advertido este martes de que un ataque de Estados Unidos contra el país tendría una respuesta “aplastante”, a raíz de las informaciones desvelados en el New York Times sobre una pregunta del presidente estadounidense, Donald Trump, de cara a un posible bombardeo contra instalaciones nucleares iraníes. Barah Mikaïl, director de Stractegia y profesor de Seguridad Internacional en la Universidad de Saint Louis, sostiene que ese supuesto plan de ataque no sería posible a finales de 2020.

¿Qué efectos hubiera tenido un ataque de EEUU sobre instalaciones nucleares iraníes, llevando a cabo un plan planteado por Trump a sus asesores?

Donald Trump quería un golpe a Irán en un momento delicado, así que sus asesores han tenido la posibilidad de limitar las intenciones del presidente porque le habrán convencido de que un movimiento así no le hubiera venido bien a nivel político. Al final pasó lo que pasó en las elecciones y no veo posible un ataque norteamericano a finales de 2020. Hay que recordar que el ex consejero de seguridad John Bolton había intentado hace dos años presionar para que Trump tuviera una postura más firme y de carácter militar con Irán, y Trump no quiso. Así que ahora estamos ante movimientos de tipo político y estratégico y no en un escenario de abrir un nuevo frente en la región.

¿Cree que las autoridades de Irán están dispuestas a enriquecer uranio por encima de lo permitido en el pacto de 2015?

Se habla mucho de la voluntad de parte de los iraníes de sacar provecho de la salida oficial de Estados Unidos del acuerdo nuclear para avanzar en sus programa militar atómico. Hay una parte de presión psicológica y política que no necesariamente se corresponde con la realidad, entre lo que se dice y lo que prevalece hay siempre una diferencia. Los iraníes podrían provocar a la comunidad internacional con su programa nuclear pero la realidad es que tampoco quieren cruzar líneas rojas porque eso les generaría más riesgos y presiones. Irán sabe que con Biden podrían negociar algo que se acercaría a lo que se obtuvo con la administración Obama. Irán sabe cuál es el precio para mantener relaciones abiertas y más o menos cordiales con los europeos no puede cruzar esa raya de alimentar su programa militar nuclear.

¿Qué consecuencias tendría una intervención militar de EE UU en Oriente Medio?

Dada la insensatez de Trump y el hecho de que pueda tomar decisiones que no parecen muy racionales, un golpe así en Irán no vendría bien en una región que está sobrecargada de tensiones. Cualquier ataque a los iraníes podría provocar unas reacciones en la región de parte de células iraníes, y estoy pensando en Irak y Afganistán. A principios de este año, con el asesinato del general Suleimani, los iraníes reaccionaron de una manera muy suave, pero ahora si procede un ataque militar en suelo iraní, éstos no dudarán en activar ataques sobre intereses de americanos y de sus aliados regionales como Arabia Saudí y Emiratos Árabes. Yemen, por ejemplo, sería un escenario que no podemos excluir. Tampoco creo que se desencadenaría una guerra generalizada.

¿Cómo encaja Irán los acercamientos diplomáticos de Israel con países árabes?

Los iraníes están dispuestos a tener más relaciones con los saudíes, pero los saudíes lo han rechazado. Hasta hace solo cinco años, Emiratos mantenía relaciones comerciales con Irán. De hecho, Emiratos eran una plataforma esencial para los movimientos de mercancías iraníes. Eso cambió. Irán estaría dispuesto a una acercamiento con estos dos países. Todo va a depender de lo que pase en Estados Unidos con la nueva administración, que por otro lado no creo que sea revolucionaria.