Las diez claves de las elecciones en Países Bajos

Aunque los comicios son oficialmente el miércoles, desde el lunes se permite votar para evitar los contagios de coronavirus

Los líderes de los siete mayores partidos holandeses participan el sábado en un debate electoral en Den Bosch
Los líderes de los siete mayores partidos holandeses participan el sábado en un debate electoral en Den BoschSEM VAN DER WALEFE

Países Bajos es el primer país europeo que elige a su Parlamento desde que se inició la pandemia de coronavirus hace un año. De ahí que haya sido necesario prolongar la habitual jornada electoral a tres días para permitir así que los holandeses puedan acudir a votar con el menor peligro de contagio posible.

1. ¿Qué eligen los holandeses?

Los 13,2 millones de holandeses con derecho a voto están llamados a elegir a los 150 diputados que conforman el Parlamento, del que saldrá el nuevo Gobierno.

2. ¿Cuántos partidos se presentan?

Un total de 37 partidos y 1.579 candidatos concurren a las elecciones, lo que supone un récord en la historia democrática de Países Bajos. Ya en las elecciones anteriores de 2017, se alcanzó otro récord al registrar sus candidaturas 28 formaciones políticas.

3. ¿Cómo afecta la pandemia al proceso electoral?

Las autoridades holandesa han adelanto dos días la votación para que los grupos vulnerables pueden ejercer su derecho antes y evitar posibles aglomeraciones el miércoles. El lunes y el martes, los electores disponen de 1.600 colegios dispuestos en iglesias, teatros, al aire libre, e incluso, en domicilios. En ellos, se respetará la ya habitual distancia social y se dispondrá de gel hidroalcohólico.

4. ¿Quién es el favorito?

El liberal de derechas Mark Rutte, de 54 años, es, según todos los sondeos, el favorito para encabezar el que sería su cuarto Gobierno tras más de una década en el poder. Su primer mandato en 2010 acabó abruptamente tras perder el apoyo parlamentario del ultra Partido de la Libertad (PVV) de Geert Wilders. En 2012, selló una coalición con los socialdemócratas del PvdA tras ganar las elecciones anticipadas. Finalmente, desde 2017 encabeza un coalición de centro derecha formada por cuatro partidos. Los sondeos conceden hoy a Rutte hasta 40 diputados frente a los 33 actuales, lo que consolida al VVD como primera fuerza política holandesa.

5. ¿La pandemia no ha desgastado a Rutte?

Muy al contrario. La gestión de la crisis sanitaria ha reforzado la imagen de liderazgo de Rutte, siempre en primera línea para hablar a los ciudadanos de la batalla nacional contra el coronavirus. A los holandeses no le has importado que el Gobierno diera un giro de 180 grados en su estrategia frente a la covid-19. Tras apostar el año pasado por un “confinamiento inteligente” con escasas restricciones que ponía todo el peso en la responsabilidad individual de los ciudadanos, en los últimos meses se ha optado por el cierre de la hostelería y comercios no esenciales y la imposición de un toque de queda. La oposición a esta última medica provocó los mayores disturbios callejeros desde la Segunda Guerra Mundial.

6. ¿Qué resultado le espera a la ultraderecha?

La pandemia ha dejado en un segundo plano el debate sobre la inmigración y la identidad nacional que tanto le gusta agitar a la extrema derecha durante las campañas electorales. Como resultado, el partido de Wilders resiste como el segundo más votado en los sondeos, pero a gran distancia de los liberales de Rutte. En concreto, las encuestas les conceden 20 escaños. La otra formación ultra, el Foro por la Democracia (FvD) de Thierry Baudet, visto por los analistas como una alternativa más refinada a la xenofobia de Wilders tras ganar las elecciones municipales de 2019, cae en intención de voto con una previsión de entre tres y seis escaños.

7. ¿Cómo será el nuevo Parlamento?

Las previsiones hablan de un Legislativo más fragmentado que el actual con la entrada de pequeños partidos con apenas un diputado. Con su tradicional sistema electoral proporcional, Países Bajos está acostumbrado históricamente a ver una importante pluralidad en su Parlamento. De hecho, desde la Segunda Guerra Mundial ningún partido ha podido gobernar en solitario. Para ello, se requeriría una mayoría absoluta de 76 diputados que es imposible alcanzar sin pactar con tres o incluso cuatro partidos.

8. ¿Será fácil formar Gobierno?

En 2017. Rutte necesitó siete meses para cerrar una coalición estable entre su partido liberal y otras tres formaciones: los democristianos de la CDA, los liberal demócratas de D66, y los calvinistas de UC. A la espera de lo resultados que salgan de las urnas, el primer ministro solo excluye negociar con Wilders. Si se confirma una mayor atomización del Parlamento, tal vez no se puede repetir la actual coalición.

9. ¿Por que dimitió el Ejecutivo de Rutte?

El Gobierno holandés se encuentra en funciones desde enero tras revelarse que había acusado injustamente a 30.000 familias de origen inmigrante de cometer fraude a la hora de percibir ayudas públicas.

10. ¿Por qué es polémico el voto por correo?

El elevado voto por correo emitido para evitar tener que desplazarse al colegio electoral en plena pandemia amenaza con dificultar el escrutinio. Solo en un municipio de la provincia de Brabante Septentrional, el voto por correo dado por nulo suma un 8,5% del total frente a solo el 0,3% de 2017. Ello se debe a los procedimientos para enviar el voto. Es necesario meter en un sobre grande el registro del censo y el voto en sí dentro de un sobre más pequeño. El problema es que muchos votantes no lo han hecho correctamente y pueden ver anulado su voto.