Un hombre abofetea a Emmanuel Macron durante un acto electoral

Dos personas han sido detenidas por el incidente. Según la prensa gala, tanto el agresor como su acompañante serían cercanos al movimiento de los “chalecos amarillos”

Thumbnail

Un bofetón a Macron ha sacudido este martes a toda Francia. Las imágenes, en un primer momento difundidas por Twitter, de un hombre lanzando una bofetada al presidente francés y gritando “abajo el macronismo”, han ido apareciendo en bucle en las televisiones del país a primera hora de la tarde. Ha ocurrido en la localidad de Tain-l’Hermitage en el departamento de Drome, al sudeste del país, donde Macron se encontraba realizando una visita enmarcada en la gira que ha iniciado en este mes de junio y que le lleva, al ritmo de dos lugares por semana, a recorrer toda Francia para “pulsar” la situación del país y preparar su carrera a la reelección en 2022.

BFM TV y RMC publicaron un vídeo, que circula en Twitter, que muestra a un hombre con una camiseta verde, con gafas y una mascarilla que grita “¡Abajo la Macronia!” (“A Bas La Macronie!”) y luego le propina una tremenda bofetada en la cara al presidente francés. El séquito de seguridad del dirigente galo intervino rápidamente para tirar al hombre al suelo y alejar a Macron de él.

Macron permaneció cerca de la multitud durante unos segundos más y parecía estar hablando con alguien al otro lado de las barreras. La identidad del hombre que le abofeteó y sus motivos no están claros aun. Mientras pegaba al presidente, se puede escuchar al agresor gritar “Montjoie Saint Denis”, que fue el grito de batalla de los ejércitos franceses cuando el país aún era una monarquía.

El Elíseo se limitó a confirmar que “un hombre intentó golpearlo”, aunque el vídeo da la sensación de que sí le llega a tocar, y señaló que no harán más comentarios al respecto, aunque sí precisó que los intercambios de Macron con la gente prosiguieron después de lo sucedido.

A media tarde, se confirmaba la detención de dos hombres vinculados a la agresión, ambos de 28 años. Uno DamienT. por ejecutarla y el otro Arthur C. por estar filmando la escena de forma premeditada. Ambos se encontraban bajo custodia policial al cierre de esta edición y, aunque no cuentan con antecedentes policiales,  algunos medios franceses como Le Figaro apuntan a una vinculación de ambos con el movimiento de “los chalecos amarillos”, que puso contra las cuerdas al presidente a finales de 2018.  Además, Damien T., autor de la agresión, es un adepto a las artes marciales y se habría definido como “anarquista”.

Campaña electoral permanente

La agresión no ha impedido al presidente continuar por la tarde con su agenda normal. Como si de un efecto boomerang se tratara, Macron llegaba a la ciudad de Valence, en el mismo departamento de Drome donde ha sucedido la agresión, para darse un baño de masas. Momentos después de difundirse el vídeo de la bofetada por las redes sociales, el palacio del Elíseo confirmaba su autenticidad pero matizando que se trataba de un “intento” de agresión y no de una agresión propiamente dicha.

Popularidad de Macron
Popularidad de MacronJosé Luis Montoro

Es más, una hora antes del tortazo, el propio Macron compartía en redes sociales un encuentro mucho más pacífico en una escuela de hostelería en Drome. “¡La vida se reanudará en todos nuestros territorios!”, escribió esperanzado el presidente.

Las condenas a la agresión sufrida por el mandatario galo han sido una constante en la tarde este martes por parte de todos los grupos parlamentarios. El primer ministro galo, Jean Castex, subrayó en una reunión de la Asamblea Nacional que “a través del presidente de la república, se realizó un ataque contra la democracia” que supone un diálogo y una expresión legítima de desacuerdo en lugar de agresión verbal y física. Por su lado, el líder del partido de izquierda Francia Insumisa y ex candidato presidencial, Jean-Luc Mélenchon, expresó su solidaridad con Macron. “¿Esta vez empezáis a entender que los violentos pasan a la acción? Me solidarizo con el presidente”, escribió Mélenchon en su cuenta de Twitter. Además, la líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional, Marine Le Pen, principal rival de Macron en las encuestas, condenó la agresión física contra el mandatario en la misma red social. “Es inadmisible agredir físicamente al presidente de la república. Yo soy la primera oponente de Emmanuel Macron, pero él es el presidente: podemos enfrentarlo políticamente, pero no nos podemos permitir la más mínima violencia en su contra”, ha escrito Le Pen.

No es la primera vez que uno de los encuentros directos de Macron con la población acaba con incidentes. En marzo de 2017, cuando todavía era candidato presidencial, recibió el impacto de un huevo en una visita al Salón de la Agricultura de París, y en junio de 2016, como ministro de Economía del socialista François Hollande, un grupo de sindicalistas hizo lo propio en Montreuil, en las afueras de la capital.

Otros incidentes

No es la primera vez que un dirigente se enfrenta a la ira de un ciudadano anónimo. El líder de la oposición británica, el laborista Keir Starmer, tuvo que salir de un pub en el centro de Bath ante el enfado del dueño del local. No llegó a las manos, pero el británico no paró de gritar hasta que Starmer abandonó su pub.

Mariano Rajoy recibió un puñetazo de un joven de 17 años cuando estaba en plena campaña electoral en Pontevedra cuando se le acercó para, supuestamente, hacerse una foto con el jefe del Ejecutivo.