Un viejo mapa de la biblioteca del Senado español reabre una disputa histórica entre Corea del Sur y Japón

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dice que un antiguo mapa del siglo XVIII de la Cámara Alta demuestra que las islas Dokdo pertenecen a los surcoreanos

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dice haber podido comprobar en un mapa de la biblioteca del Senado de España que los islotes pertenecen a su país. EFE
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dice haber podido comprobar en un mapa de la biblioteca del Senado de España que los islotes pertenecen a su país. EFEYONHAPEFE

En el mar de Japón, hay unas pequeños islotes llamadas rocas de Liancourt. El punto más alto en estas islas es de 169 metros y casi nueve hectáreas de superficie (unos 0,08 kilómetros cuadrados). Para su tamaño, tienen 34 habitantes. Este conjunto de 90 islotes podría pasar desapercibido, pero Japón y Corea del Sur llevan más de 300 años de disputas por la propiedad de este territorio, y en una de etas disputas, han metido a España.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dice haber podido comprobar, durante una visita oficial, en un mapa de la biblioteca del Senado de España que los islotes pertenecen a su país, según informa la agencia surcoreana Yonhap.

Moon hizo el comentario durante una visita a la biblioteca, el miércoles, donde se encuentra un mapa del reino de Corea de la dinastía Joseon (1392-1910), según dijo Park Kyung-mee, la portavoz de la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Dicho comentario se produce en medio de las renovadas reclamaciones de Japón sobre los islotes, que los incluyó como territorio japonés en un mapa publicado en la página web de los Juegos Olímpicos de Tokio y en un vídeo del Estado Mayor Conjunto de Japón.

El mapa del reino de Corea, en la biblioteca del Senado de España, fue creado en el siglo XVIII por el geógrafo y cartógrafo francés Jean Baptiste Bourguignon d’Anville, y estuvo incluido en su “Nuevo atlas de China”, publicado en 1737.

El geógrafo francés creó el mapa basándose en un mapa de China de la dinastía Qing y es conocido como el mapa más antiguo de la península coreana, en la dinastía Joseon, creado por un occidental.

El mapa muestra que los islotes de Dokdo son territorio coreano.

El director de la biblioteca, Ángel González Lara, dijo, mientras presentaba el mapa al presidente surcoreano, que es un mapa de la península coreana de la década de 1730, señalando que debe ser un registro muy significativo para el pueblo coreano.

La isla es conocida como Dokdo por Corea del Sur y como Takeshima por los japoneses. La disputa entre ambos comenzó en 1696. En ese momento, Japón reconocía el territorio como coreano. Las islas habrían permanecido a Corea desde el año 512.

Pero en 1905, los nipones se anexaron la isla durante el periodo de dominación que se extendió hasta 1945, cuando Japón se rindió en la Segunda Guerra Mundial. En 1951, con el Tratado de San Francisco, Japón renunciaba a todos sus territorios conquistados sobre Corea.

¿Qué es lo que sucede? Las islas Dokdo figuraban al principio de este tratado, pero Estados Unidos les perdona este territorio y lo atribuyen a Japón. Pero este cambio “in-extremis” de opinión no figuraría. En 1952, ya finalizada la Guerra de Corea, el presidente surcoreano en aquel entonces establece la soberanía en todos los territorios coreanos en el Mar de Japón, incluyendo las rocas, y dos años después, se toma el control administrativo sobre las islas instalando guardacostas,

Corea del Sur ocupa la isla actualmente, pero Japón la sigue considerando suya. La región ofrece un gran potencial de pesca y algunos reportes indican la presencia de gas. Dokdo o Takeshima, ambos las reconocen como propias y la disputa se mantiene a día de hoy.

La última puesta en escena

El pasado martes, Corea del Sur dijo que dos bombarderos y una nave de vigilancia rusa, junto a otros dos bombarderos chinos, volaron sobre su espacio aéreo -también las islas-, y respondieron con más de 300 disparos de advertencia.

“Nos tomamos esta situación con bastante seriedad, y si se repite, asumiremos acciones más fuertes”, dijo el jefe de seguridad nacional en Corea del Sur, Chung Eui-yong.