Herido grave tras ser disparado en Ámsterdam un célebre periodista que investiga el crimen organizado

Peter R. de Vries, amenazado de muerte en el pasado, recibió cinco balazos en la cabeza. Detenidos tres sospechosos, entre ellos el autor del ataque

La Policía holandesa acordona la zona donde el célebre reportero Peter De Vries fue disparado
La Policía holandesa acordona la zona donde el célebre reportero Peter De Vries fue disparadoEVA PLEVIERREUTERS

El reportero de sucesos holandés Peter R. de Vries recibió un disparo y resultó gravemente herido esta tarde en el distrito de Lange Leidsedwarsstraat, en pleno centro de Ámsterdam, informó el diario “Parool”, agregando que había sido trasladado al hospital.

La Policía se limitó a informar e un comunicado que un hombre recibió un disparo en Ámsterdam sin confirmar su identidad en un primer momento. “Un hombre acaba de recibir un disparo en Lange Leidesdwarsstrat”, aseguró la Policía, refiriéndose a una calle cerca de una de las plazas más grandes de la ciudad. “Se han convocado varios servicios de emergencia y la Policía está buscando al sospechoso o sospechosos”. Los agentes pidieron a los testigos que llamaran a la Policía en caso de disponer de más información sobre lo sucedido y que evitaran compartir imágenes y vídeos en las redes sociales para no entorpecer la investigación.

“The Parool” citó a testigos que dijeron que De Vries, de 64 años, había recibido un disparo en la cabeza. El periódico publicó una imagen de la escena con varias personas reunidas alrededor de un hombre tendido en el suelo.

El diario asegura que la Policía estaba buscando a un sospechoso que vestía una chaqueta de color verde oscuro. Imágenes no verificadas compartidas en las redes sociales mostraron a De Vries acostado boca arriba con sangre en la cara.

Según la información de los medios holandeses, antes de ser agredido en plena calle, el reportero había estado participando en un programa de la cadena de televisión RTL Boulevard de la que era un invitado habitual.

Sobre las 19:30, abandonó el estudio y camino de su coche fue asaltado por un hombre que le disparó a bocajarro en la cabeza. Según los testigos, el sospechoso tiene la piel clara y es de complexión pequeña, y vestía gorra negra y una chaqueta militar.

El reportero Peter De Vries es un rostro muy popular para el público holandés FOTO: Peter Dejong AP

En una rueda de prensa esta noche, la alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, habló de un “ataque” al periodista de investigación y calificó a la víctima como “un héroe nacional” y un “periodista valiente” que ha sido objeto de un “crimen brutal y cobarde”. Sobre su estado de salud, Halsema solo subrayó que se encuentra “luchando por su vida” en el hospital y reiteró que quedó “gravemente herido” después del ataque.

El jefe de la Policía de la capital, Frank Paauw, anunció que hay tres sospechosos arrestados en relación con el incidente, entre ellos el posible autor del tiroteo.

De Vries es una celebridad en Países Bajos, conocido por su trabajo de investigación tras el secuestro en 1983 del magnate de la cerveza Freddy Heineken. Se hizo conocido en Estados Unidos por su trabajo en la investigación de la desaparición de la adolescente Natalee Holloway en 2006. También se interesó por “caso Marengo”, en el que se investiga, entre otros, a Ridouan Taghi, uno de los mayores narcotraficantes de Europa y el norte de África.

El periodista ya había sido amenazado en anteriores ocasiones, recuerda ‘De Volkskrant’, diario al cual De Vries confirmó en 2019 que la Policía le había informado de que había sido incluido en “una lista” elaborada por Taghi. “Ha ordenado mi liquidación por declaraciones críticas hacia él”, contó. Estas amenazas le obligaron a contar con protección policial durante meses.

Entrevistado el mes pasado por el semanal ‘Vrij Nederland’, De Vries aseguró estar tranquilo ante estas supuestas amenazas, pues son “parte del trabajo” de un periodista de investigación y tampoco se iba a poner “histérico” pensando en que podría ser asesinado como le ocurrió al hermano y al abogado de Nabil B., el testigo estrella del “caso Marengo”, del que el periodista es confidente.

Entre 1995 y 2012, De Vries presentó un programa de televisión holandés muy popular sobre el crimen que cubría casos de alto perfil.

El tiroteo de hoy ha provocado conmoción en Países Bajos, cuyo Gobierno ha convocado una reunión de urgencia. El líder de la ultraderecha, Geert Wilders, lo calificó de “terrible” en su cuenta de Twitter, mientras que el secretario general de la Asociación Neerlandesa de Periodistas, Thomas Bruning, lo consideró un “puñetazo al periodismo”.

El ministro de Finanzas, el democristiano Wopke Hoekstra, admitió en el Parlamento que estaba “profundamente conmocionado” por el ataque. “No conocemos las circunstancias, pero sean cuales sean las circunstancias, ésta es una noticia terrible e inimaginable”, aseguró Hoekstra.