Alerta en la región separatista moldava de Transnistria tras un tercer atentado

Rusia, que tiene tropas destacadas allí desde los años noventa, muestra su “preocupación” por los incidentes

Imagen del edificio del Ministerio de Seguridad dañado en un atentado
Imagen del edificio del Ministerio de Seguridad dañado en un atentado AP

El Consejo de Seguridad de la autoproclamada república moldava de Transnistria, fronteriza con Ucrania, anunció hoy un tercer ataque en el territorio del enclave separatista en menos de 24 horas contra una unidad militar en Parcani, cerca de la capital de la región separatista, Tráspol. La región separatista elevó su “nivel de amenaza terrorista” a rojo e introdujo puestos de control después de varias explosiones en la región, dijo su agencia oficial de noticias.

En las últimas horas dos explosiones destruyeron sendas antenas de un centro de radiotelevisión en la localidad de Griporiool, según informó el Ministerio del Interior de esa entidad separatista. Las explosiones se produjeron a primera hora de la mañana y no causaron víctimas, de acuerdo al diario digital moldavo Politika.md.

Según las autoridades locales, las antenas destruidas se utilizaban para retransmitir las señales de las radios rusas. El atentado contra el centro de radiotelevisión de Grigoriopol es el tercero perpetrado en el territorio de Transnistria en menos de 24 horas. Este lunes desconocidos atacaron con lanzagranadas la sede del Ministerio de Seguridad del Estado de Transnistria, denunció el Ministerio de Interior de la entidad separatista, de mayoría rusohablante, en su cuenta de Telegram.

En el atentado, perpetrado en el centro de Tiráspol, la capital, se lanzaron al menos tres proyectiles, que ocasionaron daños materiales tanto en la sede ministerial como en los edificios colindantes, sin que se reportasen víctimas. La Oficina del Gobierno moldavo para la Reintegración expresó su preocupación por las explosiones de ayer, y dijo que la información disponible indica que el “objetivo del incidente era crear pretextos para una escalada de la situación de seguridad en la región de Transnistria, que no está controlada por las autoridades constitucionales”.

Transnistria, territorio de apenas medio millón de habitantes, en su mayoría eslavos, rompió los lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda rusa. Desde el final de aquella contienda, que costó la vida a centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios divididos por el río Dniéster, a lo que siempre se han negado los separatistas. En virtud del Acuerdo para la Solución Pacífica del conflicto de Transnistria firmado en julio de 1992, Rusia emplazó 2.400 efectivos para garantizar la paz en la zona, pero fue reduciendo este contingente a lo largo de los años.

Inquietud en Moscú

Rusia declaró que sigue atentamente la situación en esta región separatista y dijo que las informaciones sobre los ataques ocurridos allí “causan preocupación”. “Lo único que puedo decir es que seguimos muy atentamente cómo se desarrolla la situación. Sin duda, la noticias que llegan desde allí causan preocupación”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

El Consejo de Seguridad de la región separatista denunció que entre ayer y hoy se han perpetrado tres atentados terroristas en su territorio. “Hubo tres ataques terroristas en Transnistria. Dispararon lanzagranadas contra el edificio del Ministerio de Seguridad del Estado, hubo dos explosiones en el centro de la radiotelevisión del pueblo de Maiak y también atacaron una unidad militar en Parcani”, precisó la Presidencia de la región separatista en su canal de Telegram.

Ante el agravamiento de la situación en la zona, la presidenta de Moldavia, Maia Sandu, convocó una reunión del Consejo Supremo de Seguridad, tras la cual comparecerá ante la prensa. El portavoz del Kremlin negó hoy que el presidente ruso, Vladímir Putin, planee mantener consultas con su homóloga moldava sobre la situación en Transnistria al contestar a una pregunta al respecto.