MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
00:43
Actualizado

Arabia Saudí denuncia sabotaje contra dos petroleros en el Estrecho de Ormuz

Aunque no ha culpado a Irán, el régimen de los ayatolas señala que hay “complots para perturbar la seguridad regional”

  • Vista de barco “Heredia sea” anclado en el puerto de Fujairah/Efe
    Vista de barco “Heredia sea” anclado en el puerto de Fujairah/Efe
Beirut.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de mayo de 2019. 19:12h

Comentada
Ethel Bonet Beirut. 13/5/2019

En medio de la crisis internacional con Irán tras haber lanzado un ultimátum a sus socios europeos de retirarse de sus obligaciones con el pacto nuclear sino consiguen calmar la ira de Estados Unidos, dispuesta a ahogar la economía iraní, Arabia Saudí denunció ayer que dos de sus buques petroleros fueron “saboteados” en la zona exclusiva económica de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El ministro de Energía saudí, Jalid Al Falih, detalló que el ataque contra los dos barcos en su ruta a través del Golfo Pérsico produjo “daños significativos” en los buques pero no causó víctimas. Uno de los buques iba camino a cargar petróleo saudí al puerto de Ras Tanura para entregar a clientes de la petrolera estatal Aramco en Estados Unidos, indicó el ministro.

Al FAlih denunció que el ataque busca “socavar la libertad de navegación marítima y la seguridad” en el abastecimiento de combustible a los consumidores de todo el mundo. Aunque no hubo una alusión directa a Teherán, la escalada de tensión en las últimas semanas con EEUU apuntan directamente a Irán. No en vano, las autoridades iraníes han amenazado en reiteradas ocasiones con el cierre del estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico si las sanciones impuestas por Estados Unidos impiden sus exportaciones de petróleo.

Las denuncias de Riad fueron corroboradas por el gobierno de EAU que aseguró el domingo que cuatro buques comerciales habían sido objeto de “operaciones de sabotaje” al este del emirato de Fujairah, es un “incidente grave” del que no ofreció más detalles.

Las autoridades emiratíes llamaron a la comunidad internacional a “asumir las responsabilidades” de evitar tales acciones por parte de quienes intentan socavar la seguridad del tráfico marítimo. Por su parte, el secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo, formado por seis naciones, describió el supuesto sabotaje como una “grave escalada” en un comunicado.

“Estos actos irresponsables aumentarán la tensión y los conflictos en la región y expondrán a sus gentes a un gran peligro”, dijo Abdullatif bin Rashid al-Zayani. Bahréin, Egipto y el gobierno yemení con reconocimiento internacional condenaron también el presunto sabotaje.

El gobierno iraní que se dio por aludido arremetió ayer contra “los complots para perturbar la seguridad regional”, después que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos denunciasen que cuatro buques petroleros fueron objeto de un “sabotaje” el domingo en un puerto emiratí, elevando la tensión en la zona.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Abas Musaví, pidió “la vigilancia de los estados regionales frente a cualquier aventura de elementos extranjeros”. Musaví exigió que se aclaren “las dimensiones exactas” del incidente en el mar de Omán, que calificó de “alarmante y lamentable”.

La tensión ha ido creciendo en la última semana tras el despliegue militar de EEUU en el Golfo, donde ha enviado el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos.

Pese a que Washington ha sacado su músculo, los Guardianes de la Revolución de Irán han asegurado que no ven probable una guerra con EEUU y que, en caso de ataque, tienen la capacidad de responder con firmeza

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs