MENÚ
sábado 20 julio 2019
17:51
Actualizado

Emiratos alerta de que el sabotaje fue obra de un «actor estatal»

El informe asegura que se trató de un ataque «sofisticado» y deja entrever que Irán está detrás.

  • Imágenes que demuestran que las cargas explosivas fueron puestas por especialistas bajo la línea de flotación. Foto: Reuters
    Imágenes que demuestran que las cargas explosivas fueron puestas por especialistas bajo la línea de flotación. Foto: Reuters
Beirut.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de junio de 2019. 01:43h

Comentada
Ethel Bonet Beirut. 8/6/2019

Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha sido más cauteloso que Arabia Saudí a la hora de acusar a Irán de sabotaje a algunos de sus barcos petroleros, pero las investigaciones enviadas el jueves al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas colocan al régimen iraní como principal sospechoso.

En el documento conjunto con Arabia Saudí y el Reino de Noruega, los tres estados afectados advierten de que los ataques coordinados del pasado 12 de mayo en del puerto emiratí de Fuyaira, cerca del Estrecho de Ormuz, «amenazaron la navegación comercial internacional y la seguridad de los suministros energéticos mundiales, así como la paz y la seguridad internacionales».

Emiratos alerta de que el sabotaje fue obra de un «actor estatal»

La evaluación del daño de los cuatro buques y el análisis químico de los escombros recuperados reveló que era muy probable que se utilizaran minas de lapa en los ataques contra los cuatro cargueros. «Sobre la base de la evaluación de los datos del radar, y el corto tiempo en el que encontraron varios de los buques que fueron objeto del ataque anclados antes de los ataques, parece más probable que las minas hayan sido colocadas en los barcos por buzos desplegados desde barcos rápidos», reveló el comunicado.

Siguiendo las investigaciones, la declaración conjunta afirmó que «estos hechos son indicios sólidos de que los cuatro ataques fueron parte de una operación sofisticada y coordinada realizada por un actor con una capacidad operativa significativa, probablemente un actor estatal», en una clara referencia a Irán.

Según el informe, los ataques requerían buceadores entrenados; las cargas explosivas se colocaron con un alto grado de precisión debajo de la línea de flotación, de manera que se diseñaron para incapacitar a los barcos sin hundirles o detonar sus cargamentos, lo que indica un conocimiento minucioso del diseño de los barcos seleccionados. El documento concluye que «los ataques requerían capacidades de inteligencia para la selección intencionada de cuatro petroleros de entre casi 200 embarcaciones de todo tipo que estaban ancladas en Fuyaira en el momento de los ataques». Además, uno de los objetivos estaba en el extremo opuesto del área de anclaje de los otros barcos, lo que indica, según las primeras pesquisas, que «se trata de ataques planificados, y no aleatoriamente seleccionados».

Esto incluyó la detonación cronometrada de las cuatro cargas explosivas, secuenciadas en menos de una hora, puntualiza la investigación. Del informe se deduce que el operativo de ataque requirió de expertos en navegación de embarcaciones rápidas, con conocimiento del área geográfica, que pudieron invadir las aguas territoriales de EAU y filtrar a los operativos después de entregar las cargas explosivas.

Emiratos alerta de que el sabotaje fue obra de un «actor estatal»

Si bien EAU no menciona directamente a Irán, el ministro emiratí de Exteriores advirtió la semana pasada que «nos enfrentamos a una escalada en la región y una retórica belicosa de Irán, que continúa fomentando y utilizando el sectarismo como un medio para insertarse en el mundo árabe». Hasta ahora Teherán ha negado cualquier implicación en el sabotaje y ha acusado a Estados Unidos y Arabia Saudí de orquestar un complot contra el régimen de los ayatolás.Así las cosas, el Departamento del Tesoro de EE UU ha introducido nuevas sanciones contra la industria petroquímica de Irán. Las sanciones afectan al mayor grupo petroquímico de la república islámica.

Últimas noticias