Internacional

Rusia amenaza con dejar sin gas a Alemania

El embajador ruso ante la Unión Europea señaló que el oleoducto podría cerrarse por completo

La caída del suministro de gas ruso ha hecho crecer la preocupación en Europa de que Putin pueda cerrar completamente su suministro a través del Nord Stream
La caída del suministro de gas ruso ha hecho crecer la preocupación en Europa de que Putin pueda cerrar completamente su suministro a través del Nord Stream FOTO: Michael Sohn AP

La caída del suministro de gas ruso ha hecho crecer la preocupación en Europa de que Putin pueda cerrar completamente su suministro a través del Nord Stream. Una amenaza que llega el mismo día en el que los líderes de Francia, Alemania e Italia visitaron Ucrania y que podría ir a más ya que no se descarta que Rusia cierre por completo la línea de suministro más importante para Alemania. El embajador ruso ante la Unión Europea (UE), Vladímir Chizhov, subrayó este jueves en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo que el oleoducto podría cerrarse por completo debido a los problemas con la reparación de las turbinas en Canadá. “Creo que eso sería un desastre para Alemania”.

La advertencia llega solo dos días después de que el gigante energético ruso Gazprom anunciara una reducción del 40% del suministro de gas a través del Nord Stream lo que obligó a la Agencia Federal de Redes a lanzar un comunicado en el que, al objeto de calmar los mercados, aseguró que “el suministro de gas en Alemania es estable”.

En paralelo, el ministro federal de Economía, Robert Habeck, calificó la situación de grave aunque desde su ministerio se alegó que “el suministro aún está garantizado”. Contrariamente a la afirmación de Gazprom de que el motivo del recorte fueron unos retrasos en los trabajos de reparación, Habeck sospecha que hay una decisión política detrás. Algo que poco después fue rebatido por el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, que culpó de la reducción del suministro a las sanciones impuestas a Rusia por Occidente. “Todo lo que sabemos es que hubo problemas reales con las turbinas y que algunas de ellas están retenidas en alguna parte”, aseguró.

Según el jefe de Gazprom, Alexej Miller, no hay una solución próxima. “La turbina está en la fábrica y Siemens no puede recogerla”, dijo. Además, la energética rusa asegura que seguirá sus propias reglas cuando suministre gas a otros países. Miller explicó que Siemens solo tiene una planta donde hacer estas revisiones técnicas de los motores y ésta se encuentra en Canadá. “Canadá impuso sanciones y ahora Siemens no puede sacar las turbinas” para devolverlas a Rusia, detalló.

Desde el punto de vista del presidente de la Agencia Federal de Redes, Klaus Müller, el estrangulamiento es una señal de advertencia. “Desafortunadamente, Rusia está alimentando la incertidumbre y elevando los precios de la gasolina”, aseguró. Si Gazprom solo entrega el 40% del gas a través de Nord Stream durante semanas, Alemania tendría un problema, añadió: “Eso empeoraría significativamente nuestra situación”. En vista de la caída, el ministro Habeck volvió a hacer un llamado al ahorro de energía. En un video que circuló en Twitter, apeló: “Ahora es el momento de hacer esto, cada kilovatio hora nos ayuda en esta situación”. Pero no solo Alemania tiene que lidiar con la reducción del suministro. La República Checa, Eslovaquia y Austria también informaron de restricciones. Según el proveedor checo CEZ, estos están relacionados con problemas técnicos y el importador de gas eslovaco SPP experimentó una reducción de alrededor del 30%. Desde el inicio de la guerra de agresión rusa en Ucrania a finales de febrero, el suministro de gas a Europa desde Rusia se ha considerado en peligro. Desde entonces, Alemania y otros países europeos han estado tratando de reducir su dependencia del gas ruso comprando más gas de otros países.