Winter is coming: terapia de choque para que el invierno no estropee tu piel

Los cambios de temperatura causan estragos en nuestro rostro pero sabemos cómo poner remedio a las ojeras, rojeces, arrugas y manchas que aparecen con el frío. ¡Toma nota!

En la imagen una mujer se protege del frío.UnsplashUnsplash

Los cambios bruscos de temperatura hacen que nuestra piel sufra. Más aún en invierno cuando, en lugar de emplear menos maquillaje, tendemos a tapar imperfecciones con bases de alta cobertura. Cuando usamos mucho maquillaje solo parcheamos el problema. Es fundamental tener en cuenta que el frío es uno de los principales causantes del envejecimiento prematuro así que es necesario que en lugar de ocultar sus efectos, los tratemos de raíz y para siempre. ¿Cómo? Confiando en las capacidades de la biotecnología y el poder de las células madre de las flores y las frutas a la hora de seguir una rutina en tres pasos para acabar con ojeras, rojeces, arrugas, poros y manchitas. ¡Apunta!

En la imagen, una chica se prepara para su rutina de belleza en tres pasos.UnsplashUnsplash

La mejor rutina en tres pasos

1. Adiós ojeras:

Las bolsas y las patas de gallo se hacen evidentes cuando el frío cuartea nuestro maquillaje. Además, el intenso ritmo del día a día, hace que se potencien los signos de fatiga en nuestro rostro. Para poner fin a estas cosas, te sugerimos emplear un contorno de ojos efecto lifting iluminador antifatiga. Aplícalo por el día, realizando ligeros toques con las yemas de los dedo, sobre la piel del contorno de los ojos, limpia y seca.

2. Adiós rojeces:

Las rojeces y la deshidratación son dos problemas cutáneos igualmente asociados al frío invierno. Si a medida que va pasando el día notas la piel tirante y apagada, es posible que necesites un extra de hidratación. Por eso te recomendamos apostar por una crema regenerante como parte de una terapia de hidratación intensa. Aplícala mañana y noche sobre la piel del rostro, cuello y escote, con un suave masaje hasta su total absorción.

3. Adiós arrugas, poros y manchas:

Como te decíamos más arriba, utilizar bases de maquillaje con excesiva cobertura no es lo más adecuado porque hacemos que nuestra piel no respire y prolongamos en el tiempo la presencia de imperfecciones en el rostro. Por suerte existen las DD creams. Cremas faciales ligeras y coloreadas que se ajustan al tono de tu piel para darle luminosidad, tratarla y defenderla al mismo tiempo. Crean una barrera protectora que no impide que tu rostro respire. Además algunas llevan colágeno para reducir los signos de la edad, calmar la piel y ejercer un efecto liftnig natural. Te sugerimos usar una DD cream por las mañanas sobre la piel limpia del rostro y cuello, tras el tratamiento hidratante.

En la imagen, la crema regenerante de la terapia de hidratación intensa de Atashi.PhergalCortesía de la marca

Los mejores productos para tu rutina en tres pasos

  1. El contorno de ojos lifting iluminador de Atashi disimula las bolsas y cubre ligeramente las ojeras. Rejuvenece, nutre, corrige y reafirma la piel del contorno de los ojos. Sus pigmentos iluminadores son todo lo que necesitas para llevar el maquillaje natural. ¡Consigue una mirada visiblemente más joven y luminosa en un solo gesto!
  2. La terapia de hidratación intensa de Atashi es el plus de hidratación para la piel. Previene la pérdida de elasticidad y flacidez. Ilumina y alisa la piel. Corrige y frena el envejecimiento. Sus liposomas de agua glacial serán un choque de hidratación y frescor para tu piel mientras que el extracto de alga roja aportará el efecto antioxidante que activa su apariencia juvenil.
  3. La DD Cream Nude Skin Perfection SPF 15 de Atashi te hará lucir una piel luminosa y uniforme por sus micropigmentos ultraintensos que realzan la belleza de la piel, reducen las manchas y minimizan los poros. Consigue una piel hidratada con una luminosidad dorada sublime y flexible, y ¡no nos olvidamos!, SPF 15 para proteger tu piel del sol.

¡El frío de este invierno no va a poder con nosotras!