Tenemos la solución para tu look de invitada: esta capa es mejor que cualquier chaqueta además de sumar puntos en estilo

Además pega con todos los estilos y nunca pasa de moda.

Esta es la solución perfecta para tus eventos de invitada durante el entretiempo
Esta es la solución perfecta para tus eventos de invitada durante el entretiempoG.LemEsta es la solución perfecta para tus eventos de invitada durante el entretiempo

Una de las preguntas que más oigo, o me formulan directamente mis amigas es qué llevo a un evento de entretiempo. Y es que no importa si es boda, bautizo o cumpleaños, porque el problema es el mismo. Fuera del calor del verano -donde la solución viene de la mano de vestidos ligeros de tirantes o sin mangas-, o del frío del invierno -donde la manga larga es la norma y las estolas de piel o chaquetas encuentran aquí un amplio terreno de juego- pocas mujeres saben como acertar sin tener que sufrir las inclemencias del tiempo sean las que sean.

Y es que esto es mucho más complicado de lo que pueda parecer, porque si bien hay mil opciones de chaquetas y cazadoras para este momento del año -véase desde la gabardina, la biker de cuero, la chaqueta de tweed, etc- lo cierto es que a la hora de hacer un look de invitada no encontramos tantas más allá de la clásica pashmina o el también llamado chal, que aunque pueda parecer muy estiloso, lo cierto es que tiene más una función estética y protocolaria (tapar escotes y mantas principalmente en eventos religioso) que realmente proteger del frío o del viento.

Pues conscientes de esa necesidad, hay una firma española que ha venido a darnos una solución que además de práctica es la mar de bonita y atemporal: una capa. Pero no hablamos de la típica capa estilo abrigo que te imaginas, si no de diseños ligeros casi como si de pañuelos se tratasen. Y es que por solo 39 euros, la firma G.Lem ofrece creaciones únicas y especiales para combinar con cualquiera de los vestidos de tu armario.

La historia de esta marca además tiene un trasfondo social que vale la pena destacar, ya que nació tras un viaje de Elena, su fundadora a Uganda. Y es todo lo que vio y aprendió allí lo que ha querido plasmar con la creación de la marca. En palabras de su propia creadora: G·LEM es un antes y un después en prêt-à-porter. Es un sello accesible y con identidad propia, donde la estética africana está muy presente. Una firma con la que no sólo compras, sino que también das algo a cambio. Proyecto sostenible, con cabeza y “único en su especie.”

Aunque lo cierto es que no viven solo de capas, ya que su web ofrece varias opciones tanto de vestidos como de conjuntos a base de balare y pantalones o faldas para convertirte en la perfecta invitada.