MENÚ
sábado 15 junio 2019
12:59
Actualizado

La izquierda ganaría las elecciones en Valencia

Ribó repetiría como alcalde con el apoyo del PSPV-PSOE y Unidas Podemos

  • Joan Calabuig (PSOE-PSPV), Joan Ribó (Compromís), Jordi Peris (València en Comú), en 2015 durante las negociaciones del Pacte de La Nau
    Joan Calabuig (PSOE-PSPV), Joan Ribó (Compromís), Jordi Peris (València en Comú), en 2015 durante las negociaciones del Pacte de La Nau /

    Kike Taberner

Valencia.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de mayo de 2019. 19:19h

Comentada
R.Peiró Valencia. 9/5/2019

El tripartito podría repetir al frente del Gobierno de la ciudad de Valencia si se cumplen los pronósticos del barómetro preelectoral del CIS, que otorga a Compromís, el partido en el que milita el actual alcalde Joan Ribó, entre nueve y once concejales. Detrás, el PPSV-PSOE, que obtendría entre seis y ocho ediles, y Unides Podem, que lograría entre tres y cuatro, con lo que se podría reeditar el gobierno de izquierdas en la ciudad.

Por su parte, tanto el PP como Ciudadanos lograrían entre seis y siete concejales cada uno, y Vox entraría en el Ayuntamiento con uno o dos ediles, con lo que la izquierda sumaría entre 18 y 23 concejales de los 33 que conforman el Consistorio, y las derechas entre 13 y 15.

Así, el Pacte de La Nau que facilitó el Gobierno tripartito hace cuatro años y que arrebató el poder al PP después de dos décadas de hegemonía se reeditaría de nuevo.

En las elecciones de 2015, la formación de Ribó obtuvo nueve concejales, que con los de cinco de los socialistas y los tres de València en Comú (marca blanca de Podemos) lograron el número mágico para gobernar frente a los diez de los populares y los seis de ciudadanos, que no sumaron suficiente para que la derecha siguiera al frente del Cap i Casal.

El varapalo entonces fue tan inesperado que, la hasta entonces alcaldesa, Rita Barberá, decidió no acudir a la investidura de Ribó como su sucesor y un mes más tarde se marchó a Madrid como senadora.

Hoy, el sondeo, realizado entre los días 21 de marzo y 23 de abril, antes de las elecciones generales y autonómicas del 28 de abril, señala que la candidatura de Compromís que lidera el actual alcalde, Joan Ribó, pasaría a ser la más votada, con un porcentaje de voto directo del 24 por ciento.

Los socialistas, con la candidatura que lidera la actual teniente de alcalde, Sandra Gómez, pasarían de cuarta a segunda fuerza, con un apoyo del 13,6 por ciento y continuaría como la segunda fuerza del bloque de izquierdas.

El Partido Popular, que venían ganando todas las elecciones municipales de Valencia desde 1995, ahora, con la candidatura liderada por la diputada autonómica María José Catalá, se vería relegado a tercera fuerza, con un respaldo del 11,1 por ciento.

La cuarta fuerza más votada sería Ciudadanos, que con la candidatura que vuelve a encabezar Fernando Giner pasaría de tercera a cuarta fuerza al lograr un respaldo del 8,8 por ciento.

Repetiría en la quinta posición Podem, que hace cuatro años se integró en la marca València en Comú y ahora concurre junto a EU en la coalición Unides Podem-EU que lidera la edil María Oliver, que con un respaldo del 5 por ciento del voto directo lograría entre 3 y 4 ediles, cuando en la actualidad tiene tres.

Además, irrumpiría en el Ayuntamiento de València Vox, con un apoyo del 3,3 por ciento, que se traduciría en uno o dos concejales.

Si, como indican los datos del sondeo del CIS, el tripartito repite, se prevén luchas cainitas por el reparto de concejalías, pues los últimos cuatro años han estado plagados de desencuentros entre los socios del Pacte de La Nau, en especial en materia de seguridad y movilidad.

Últimas noticias