Diamantes espaciales para el más especial de los regalos

La cápsula Dragon Space X volará con destino a la Estación Espacial Internacional con joyas preciosas en su interior que, tras el viaje interestelar, saldrán a subasta.

Diamantes en la Estación Espacial Internacional.
Diamantes en la Estación Espacial Internacional. FOTO: @TheSpaceCollective Diamantes en la Estación Espacial Internacional.

La Estación Espacial Internacional recibirá una visita más que curiosa en los próximos meses. Está previsto que la NASA y Space X acuerden un viaje de la cápsula Dragon para septiembre y que en ella sean transportados diamantes, que surcarán el espacio antes de ser subastados a su vuelta.

Los artífices de todo este original proyecto son los rectores de The Space Collective, empresa inglesa fundada por el coleccionista Richard Garner, que lleva años ofreciendo todo tipo de objetos que tienen un único rasgo en común: haber volado por el espacio.

Se estima que la duración del viaje interestelar de la Dragon Space X oscile entre seis u ocho meses, por lo que los diamantes recorrerán en ese fabuloso trayecto alrededor de 75 millones de millas y orbitarán el planeta 6.000 veces aproximadamente.

El plan de la empresa, según publica Daily Mail, es que, una vez que la cápsula llegue a la Estación Espacial Internacional, la mercancía tome contacto con el exterior de la nave. “Una vez a bordo, la carga útil que contiene este diamante será desplegada fuera de la estación espacial por los astronautas, con lo que estará expuesta al ambiente extremo del espacio exterior”, asegura la compañía. El propio Richard Garner aclara “para aquellos preocupados por la radiación”, que no teman “porque la carga útil se descontamina cuando regresa a la Tierra para que todos sus valiosos contenidos sean seguros de manejar”.

Cuando vuelvan a la tierra, se procederá a una de las subastas más originales de los últimos tiempos y por los diamantes se podrá pujar en varias categorías: desde las piezas de 0,3 quilates, que se podrán adquirir a partir de 2.500 dólares (algo más de 2.200 euros), hasta las de 2 quilates, que podrían llegar hasta los 45.000 dólares (muy cerca de los 40.000 euros).

Los diamantes no serán los únicos objetos que viajarán al espacio y que más tarde se podrán comprar. También se podrá hacer lo mismo con fotografías personales de los usuarios o con alguna que otra bandera de los Estados Unidos. Será una experiencia original, aunque no pionera. En 2019 una botella de vino francés Petrus fue adquirida por algo menos de un millón de euros después de dar unas cuantas vueltas por el espacio exterior.