El artista antes conocido como Kanye West y su nuevo “batmóvil” de 200.000 dólares

El músico al que ahora llaman “Ye” ha adquirido un espectacular automóvil, un Mono One construido por la compañía británica BAC.

Uno de los modelos Mono One fabricado por BAC.
Uno de los modelos Mono One fabricado por BAC. FOTO: BAC

Todo en la vida de Kanye West es exagerado y lo que no lo parece, también lo es. De hecho, el rapero estadounidense ha decidido recortar su propio nombre y ahora pretende que todo el mundo le llame Ye a secas. Intentaremos, a lo largo de las siguientes líneas, hacerle caso, aunque no lo prometemos. El caso es que es uno de los artistas más premiados de la historia, fue, durante unos añitos, marido de Kim Kardashian y en 2020 quiso optar a la presidencia estadounidense abogando por una ética de vida consistente. También ha trabajado como diseñador de moda y es una de las personas más influyentes de todo el planeta.

También resulta ciertamente excesivo su gusto por los automóviles. Su garaje pasa por ser uno de los impresionantes entre los amantes exclusivos de la velocidad y el lujo y su última adquisición continúa con esa tradición. El ganador de 22 premios Grammy ha exhibido en redes sociales un Mono One de segunda generación construido por la compañía británica BAC, empresa fundada en 2009, especializada en vehículos de un solo ocupante, con apariencia de bólido de grandes premios pero con todos los permisos para circular por carreteras convencionales.

El automóvil guarda cierto parecido con el mítico “batmóvil” del superhéroe del murciélago, por lo que algunos productores conocidos de West ya lo han bautizado como Yemobile. La fabricación de BAC pesa tan solo 580 kilogramos, pero está propulsado por un motor Mountune de cuatro cilindros y 2.3 litros, ajustado para presentar 332 caballos de potencia y una aceleración brutal de 0 a 100 que supera en poco los 2, 5 segundos.

“BAC siempre está innovando y empujando los límites automotrices con un enfoque perpetuo en la tecnología liviana. El nuevo Mono presenta una serie de proezas tecnológicas que mantienen su peso en solo 570 kg y, posteriormente, mejoran el rendimiento”, se puede leer en la página web de la compañía inglesa de automoción.

Todos estos favorables condicionantes provocan que el precio del automóvil no sea pequeño, aunque eso para Ye no parece que sea ningún impedimento. Por poco más de 200.000 dólares puedes convertirse en Batman sin necesidad de taparte los ojos ni de llevar capa.