Madrid prevé una “desescalada educativa” sólo para 4º de la ESO y 2º de Bachillerato

Los colegios ven “prácticamente imposible” el retorno de los alumnos de Infantil y Primaria

Dos adolescentes observan el patio cerrado de un colegio
Dos adolescentes observan el patio cerrado de un colegioIñaki BerasaluceEuropa Press

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, no descarta aún un retorno presencial a las aulas en el mes de junio, aunque la mayoría del profesorado cree que el curso escolar acabará de manera virtual. Prevé una “desescalada educativa” para los alumnos de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, según ha recordado en la Comisión de Educación celebrada hoy en la Asamblea de Madrid a preguntas de los grupos parlamentarios. “Pensamos empezar por estos cursos porque son los más necesitados”, ha dicho, a la vista de que son los cursos en los que se adquiere un título y su formación no tiene continuidad en el siguiente curso académico.

A la espera de que sean las autoridades sanitarias las que digan si es posible o no retomar la actividad presencial, algunos centros ya están preparando protocolos de funcionamiento acordes con la nueva situación de emergencia sanitaria para facilitar tanto un hipotético retorno en junio como la vuelta al colegio en el mes de septiembre. Eso incluye la opción de establecer turnos rotatorios entre el alumnado ante la imposibilidad de mantener los dos metros de distancia en aulas con más de 30 estudiante de manera habitual.

Mientras, la escuela concertada ve prácticamente inviable el retorno a las aulas de las etapas de Infantil y Primaria. “Es imposible cumplir algunas de las indicaciones, como la distancia social y evitar que haya patios de recreo con niños interactuando y jugando al fútbol”, Explica José Antonio Poveda, secretario regional de Escuelas Católicas. “Los colegios lo que necesitan es claridad sobre lo que hay que hacer en los centros, que nos digan cómo tenemos que proceder”, ha añadido. En su opinión, “los exámenes extraordinarios deberían llevarse a septiembre porque, si en algún momento tuvo sentido estudiar en verano, es justo ahora”.

El consejero madrileño ha estimado en un 3,5% el porcentaje de alumnos que no tienen acceso a medios informáticos para dar seguir las clases, frente al 10 o 12% de media nacional estimado por la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá. No obstante, Ossorio ha manifestado que para aquellos alumnos a los que les está siendo más difícil seguir las clases online, se está valorando un plan de refuerzo individualizado especialmente en las materias de Lengua, Matemáticas e Inglés.