Sin luz durante 22 en el sector 6 de la Cañada Real: “No podemos lavar la ropa del colegio de los niños”

El corte se ha producido por la sobrecarga de tensión en la línea, debido a una solicitud de consumo “desproporcionada” de en torno a un 500 %

Una barricada en el Sector 6 del poblado de la Cañada Real, en Madrid.
Una barricada en el Sector 6 del poblado de la Cañada Real, en Madrid.Víctor LerenaEFE

Los vecinos del sector 6 de la Cañada Real (Madrid) se han concentrado este miércoles en la rotonda de Valdemingomez para pedir soluciones a los 22 días que llevan con cortes de luz, un problema que, según fuentes policiales, se debe a una sobrecarga eléctrica a causa de una solicitud de consumo excesiva para mantener plantaciones de marihuana.

En un comunicado, los vecinos se muestran dispuestos al diálogo y a la “búsqueda de soluciones”, como al pago del suministro, aunque lamentan que no han obtenido respuesta de las soluciones que han ofrecido. Los vecinos aseguran que la única respuesta por parte del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid ha sido “una desatención aún mayor” y el envío de Unidades de Intervención Policial (UIP) para reprimir las protestas.

El párroco de la iglesia de Santo Domingo de la Calzada, Agustín Rodríguez, confirma a Efe que los vecinos del sector 6 llevan 22 días sin luz debido, fundamentalmente, a la sobrecarga de tensión en la línea, debido a una solicitud de consumo “desproporcionada”, de en torno a un 500 %. El sacerdote lamenta que estos días de “bajas temperaturas, tormentas y viento” los vecinos no están pudiendo poner lavadoras, “no pueden lavar la ropa a los niños para ir al cole, lo que aumenta el grado de estigmatización”.

Tampoco pueden recargar sus móviles “lo que provoca que la falta de comunicación sea total ya que en el sector 6 no hay servicio de correo”, señala el sacerdote. También asegura que esta situación está haciendo perder citas médicas y administrativas a los vecinos, ya que la mayoría son por teléfono y “no hay posibilidad de contactar con ellos”.

Asegura que la protesta convocada este miércoles se debe a la “impotencia” del vecindario que necesita una “solución inmediata”, pero que lo que ocurre “no depende de la decisión de nadie, ni siquiera de la eléctrica” lo que genera una situación “muy complicada” y “es difícil encontrar una figura de responsabilidad”. Fuentes de la consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid afirman a Efe que las entidades sociales y las administraciones poco pueden hacer para solventar esta situación ya que es un problema de “seguridad ciudadana”. Tanto desde la Comunidad de Madrid como desde el Ayuntamiento aseguran a Efe que la compañía eléctrica no ha cortado ni suspendido el suministro y que, de hecho, se continúan llevando a cabo reparaciones de elementos en las instalaciones eléctricas