Madrid confina sólo seis nuevas zonas y otras siete salen por la mejora de casos

Sanidad baja el umbral de las restricciones a 400 e incluye el cierre de zonas de Alcobendas, como La Moraleja, y dos de la capital

Personal sanitario durante los test serológicos masivos realizados en Torrejón de ArdozFERNANDO VILLAREFE

La Comunidad de Madrid ha mejorado la incidencia acumulada de casos de Covid-19 y, por primera vez, baja de los 300 casos por cada 100.000 habitantes. De hecho, ayer, el dato era de 297, según ha informado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero. Es por esto por lo que considera que “vamos por el buen camino”, ya que se ha producido un descenso de positivos del 65,21 % desde el mayor pico registrado. Asimismo, actualmente hay 2.266 pacientes ingresados, lo que significa un descenso del 43,4% de hospitalizados en planta y del 23 % de ingresados en UCI respecto al mayor pico de la pandemia.

No obstante, “ahora más que nunca debemos respetar la distancia los espacios cerrados y todo movimiento innecesario, estamos en un momento crítico y el camino va a ser largo”, ha añadido Zapatero.

De momento, uno de las medidas que se van a acometer es el cierre de diez días de Madrid coincidiendo con el puente de Diciembre: de las 00:00 horas del día 4 de diciembre hasta las 00:00 horas del domingo 13 de diciembre. “Son diez días de moratoria por precaución, es una medida quirúrgica porque la movilidad se duplica o triplica de unas zonas a otras por la época prenavideña y así intentaríamos evitar desplazamientos”. El cierre de Madrid se hará por decreto y será publicado en los próximos días en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, como ya se hizo en el de Todos los Santos y La Almudena.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, justificó la medida del cierre perimetral durante su visita al antiguo convento de los Capuchinos de Alcalá de Henares como una vía para “evitar desplazamientos masivos y coger el pulso de cara a la navidad; lo hacemos en colaboración con el resto de comunidades autónomas, por responsabilidad, pero siempre defendiendo las medidas quirúrgicas puestas en marcha para la Comunidad de Madrid”. No obstante, para las fechas navideñas hay previstas nuevas medidas específicas que aún no se han avanzado.

Sobre el cierre perimetral de diez días, los empresarios de Madrid asumen la medida, pero han advertido de que tendrá incidencia en la economía madrileña. “Especialmente afectará a los sectores más afectados por la pandemia, como el turismo, la movilidad o el comercio”, aseguran desde CEIM. Por eso, han pedido medidas de apoyo directo para los más perjudicados.

Por la bajada de incidencia, se va a ordenar el cierre perimetral de dos zonas de Madrid capital: la Elipa (Ciudad Lineal), Artilleros (Vicálvaro), en Fuenlabrada las zonas de Cuzco, Castilla La Nueva y Alicante; y en Alcobendas La Moraleja. Las medidas se prolongarán hasta el 7 de diciembre. Las restricciones de movilidad comenzarán a partir del lunes y durarán 14 días.

Además, salen siete por la bajada de casos: Barrio del Puerto y Doctor Tamames (Coslada), con una bajada de más del 50%; Pintores (Parla), Nuñez Morgado (Chamartín), con bajada del 58,8%; Puerta del Ángel (Latina), Villaamil (Tetuán) y Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo). Estas medidas extraordinarias se levantan a partir del lunes 23 de noviembre.

La mejora de la situación epidemiológica ha llevado a la Dirección General de Salud Pública a revisar el umbral de 500 a 400 casos por 100.000 habitantes a 14 días para intervenir o decretar el cierre perimetral de zonas básicas de salud.

Zonas con restricciones ampliadas una semana más

Revisada la situación epidemiológica del resto de la zonas básicas de la región, la Dirección General de Salud Pública va a mantener durante una semana más, hasta el lunes 30 de noviembre, a las 00:00 horas, las restricciones extraordinarias de entrada y salida y sólo por causas justificadas en 24 zonas básicas de salud. En Madrid capital: Guzmán el Bueno (Chamberí); Entrevías, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra, y Numancia (Puente de Vallecas); Daroca (Ciudad Lineal); Pavones y Vandel (Moratalaz) e Infanta Mercedes (Tetuán).

En el resto de municipios de la región seguirán con restricciones de movilidad, en los siguientes núcleos de población: todo Collado Villalba por sus zonas básicas de Collado Villalba Pueblo, Collado Villalba Estación y Sierra de Guadarrama; y todo Majadahonda, por Majadahonda-Cerro del Aire y Valle de la Oliva; además de San Juan de la Cruz (Pozuelo de Alarcón) y Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo).

También se mantienen con limitaciones la zonas básicas de Salud de Morata de Tajuña, la de Moralzarzal, Alpedrete y Galapagar; El Boalo-Cerceda-Matalpino; los municipios de Colmenar de Oreja, Chinchón y Villaconejos; los municipios de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa y el municipio de Villarejo de Salvanés.

Así, se están estableciendo medidas restrictivas en un 9,3% de la población, en la que se están produciendo un 11,8% de los casos (2.200 de los 19.000), según explicó la directora general de Salud Pública, Elena Andradas. “No vamos a ser autocomplacientes y vamos a seguir siendo perseverantes en las medidas de prevención que se deben seguir manteniendo”, añadió.

Horarios y aforos

En toda la Comunidad de Madrid, se mantiene la limitación de movimiento entre las 00:00 horas y las 06:00 horas, salvo por causa justificada, y el cierre de toda actividad de hostelería en la misma franja horaria. Asimismo, las reuniones sociales o familiares están limitadas a seis personas en cualquier franja horaria, salvo convivientes.
En el caso del comercio y servicios profesionales, así como los mercadillos al aire libre, no podrán iniciar la actividad antes de las 06:00 horas y deberán cerrar a las 22:00 horas, a excepción de las farmacias, establecimientos médicos, veterinarios, gasolineras y establecimientos que presten servicios imprescindibles e inaplazables. Los centros comerciales donde haya cines, restauración u ocio podrán cerrar a las 00:00 horas.
Por norma general, como lugares de culto, instalaciones deportivas de interior, hostelería y restauración interior, se establece la reducción de los aforos en toda la región al 50%. Además, está suspendido el servicio en barra. Las excepciones contempladas a la norma general del 50% son un 75% en teatros, cines y otras instalaciones culturales, un 40% en las salas multiusos polivalentes (como el Wizink Center), las terrazas al aire libre que permanecen al 75%, los establecimientos comerciales con el 75% y los centros de formación no reglada, al 75%.