Ayuso necesitaría 67.000 votos más para sumar mayoría con Vox

El PP debería obtener cerca de medio millón de papeletas más para gobernar en solitario. Por su parte, Gabilondo precisaría de más de 112.000 para sumar con las izquierdas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ayer, en una rueda de prensa en la sede del Gobierno regional
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ayer, en una rueda de prensa en la sede del Gobierno regionalEmilio NaranjoEFE

Hace menos de una semana, ni el espectador más «serieadicto» habría previsto un escenario tan extraños como el actual. El Gobierno regional roto, unas elecciones autonómicas anticipadas y dos bloques, izquierda y derecha, incapaces de sumar una mayoría. Justo en el medio, un partido, Ciudadanos, con unos escaños, si finalmente los logra, cuyo destino es igualmente incierto. Y ayer, en un giro digno de Netflix, un actor nuevo se sumó a la escena. Y no precisamente cualquiera: Pablo Iglesias, ex vicepresidente del Gobierno, al rescate de su partido, Unidas Podemos, cuyo presente no es precisamente halagüeño según las encuestas.

La presencia de Iglesias lo cambia todo, tanto por la izquierda como por la derecha. Previsiblemente, movilizará un electorado afín, desenganchado en la región del proyecto de Unidas Podemos liderado por Isa Serra. Además, se está a la espera de que fructifiquen las negociaciones para presentar una candidatura conjunta junto a Más Madrid, partido fundado por su antes inseparable y ahora rival Íñigo Errejón. Sin embargo, el concurso del hasta ahora vicepresidente también puede originar un «voto de castigo», cuando no de «miedo», por la derecha. Y es que, si ese sector del electorado tenía algún tipo de duda a la hora de participar en las elecciones del mayo, éste ha quedado disipado en el mismo momento en el que Iglesias anunció su candidatura.

Todo pues, está por decidir en la Comunidad de Madrid. A la espera de ver cómo influyen estas novedades en el electorado, los bloques de izquierda y derecha analizan cada encuesta al detalle. Entre ellas, la publicada ayer en LA RAZÓN, elaborada por NC Report. A día de ayer, antes de la inesperada irrupción de Iglesias, estas eran las dos posibilidades: un escenario con PP y VOX, y otro copado por PSOE, Más Madrid y UP. El primero sumaba 65 escaños; el segundo, 63. En ninguno de los dos casos alcanzaban la mayoría, fijada en esta convocatoria en 68 diputados, con un total de 136 escaños en juego.

Dejando a un lado la incógnita que constituye Ciudadanos, partido que se divide entre su desafecto a Ayuso y su aversión a entregar el poder al flanco situado a la izquierda del PSOE, populares y socialistas hacen cuentas para saber las papeletas que necesitarían sin depender del partido naranja. En todo caso, los ocho parlamentarios de Ignacio Aguado, según se desprende de la encuesta, podrían ser claves.

Hay que tener en cuenta que el número de votos que determina cada escaño no está sujeto a reglas fijas. De acuerdo a la Ley D’Hont, depende de la abstención, la participación y el partido que obtenga los votos. Con todo, se podría llevar a cabo una extrapolación teniendo en cuenta el escenario que propone la encuesta de NC Report: una participación cercana al 61% y una abstención del 39%.

Con Isabel Díaz Ayuso aumentando a los 46 escaños, 16 más de los que obtuvo en 2019, la pregunta surge: ¿podría lograr el PP la mayoría absoluta? Hasta 22 diputados frenan a los populares de esa posibilidad. Traducido en votos, serían alrededor de medio millón de papeletas más (490.000) para que Ayuso pudiera gobernar en solitario. Mucho más factible parece el objetivo de sumar mayoría absoluta con Vox. De acuerdo a la encuesta, si el partido liderado por Rocío Monasterio le prestara a Ayuso sus 19 parlamentarios, ambas formaciones precisarían de tres escaños. Una cifra que el PP podría lograr de obtener 67.000 papeletas más que lo que marca la encuesta de LA RAZÓN.

¿Qué ocurre mientras en el flanco izquierdo? Hay que recordar que, a día de hoy, el PSOE de Ángel Gabilondo es el partido más votado de la Asamblea, con 37 escaños. Una cifra que fue insuficiente a la hora de sumar una mayoría con Más Madrid y UP. La encuesta de NC Report le otorga a Gabilondo, candidato confirmado por los socialistas, un escaño más con respecto a 2019. Es decir, a 30 de la mayoría, una misión altamente improbable. La meta más cercana sería asegurarse el Gobierno regional sumando sus diputados de nuevo con los partidos situados a su izquierda. Para ello, a los 63 que obtendrían, necesitarían otros cinco. En el caso del partido de Gabilondo, eso debería traducirse en 112.260 nuevas papeletas de aquí hasta el próximo 4 de mayo.

De momento, todo son cábalas. Solo hay algo que parece asegurado: se avecina una campaña electoral difícil, en la que cada voto indeciso será peleado hasta el día antes de acudir a las urnas.