MENÚ
viernes 23 agosto 2019
19:07
Actualizado

Ford Edge: un todocamino innovador y poderoso

El SUV americano se comercializa en dos versiones con motores diésel y tracción total

  • Ford Edge: un todocamino innovador y poderoso
    /

Tiempo de lectura 4 min.

17 de mayo de 2019. 09:51h

Comentada
C. de Miguel.  17/5/2019

Conocemos el Edge desde hace trece años y la evolución a la que Ford ha sometido recientemente a este modelo, que ya está en su tercera generación, ha hecho de él uno de los modelos de referencia en el mercado de los SUV. Ágil, potente, capaz y con una muy buena habitabilidad interior, el Edge es un auténtico todo terreno en toda la extensión de la palabra. Un urbanita de lujo en ciudad y capaz de superar cualquier dificultad fuera del asfalto.

Un coche adaptado a las nuevas tendencias, según marca el mercado. Porque los datos de matriculaciones de SUV son espectaculares. Suponían un 17% del mercado en el año 2013 y su cuota de ventas ha ido incrementándose año a año hasta llegar al 40% en el pasado ejercicio. En el caso del Edge, centra el 3% de las ventas de este segmento de SUV de categoría "Premium", en competencia directa con otros modelos de referencia entre los que destacaríamos al Audi Q5, el Alfa Romeo Stelvio o el Mercedes GLC. Históricamente, las versiones más potentes y más equipadas son las preferidas por los clientes, que buscan con este coche de cinco plazas lujo y sofisticación.

El Edge se comercializa en dos versiones con motores diésel de 2.0 litros y tracción en las cuatro ruedas. Sus potencias respectivas son de 190 y 238 caballos. La primera con cambio manual y la más potente, con automático. A partir de 42.000 euros están disponibles y, desde este nivel, el cliente puede ir eligiendo sistemas más sofisticados de equipamiento para poder hacer un coche a su justa medida. La verdad es que 190 caballos es una opción más que suficiente para conseguir buenas prestaciones, aunque no disponga de la caja automática. Y, además, su relación de calidad y precio es muy adecuada si buscamos contención en el precio final.

Por lo que se refiere a las modificaciones en la carrocería, los cambios en el exterior son más evidentes que en el interior. Destacaremos cambios claros en todo el frontal, desde los faros hasta los parachoques, pasando por la característica parrilla delantera. En la zona posterior también se ha mejorado el portón del maletero y los pilotos rojos posteriores. Se ofrecen cuatro niveles de equipamiento: Trend, Titanium, ST-Line y Vignale. El ST-Line, incluido ahora como novedad en la gama, es identificable por una parrilla y escapes distintos, además de detalles de color negro en algunas zonas de la carrocería.

En el interior encontramos un automóvil con una terminación de lujo, como pueden ser el volante de cuero o la tapicería de los asientos de tela y piel. Otro punto importante es el sistema de conectividad e infoentretenimiento, que en el Edge es completísimo, además de incorporar un sinfín de sistemas electrónicos de ayuda a la conducción como un freno especial que detiene el coche tras una colisión, o la ayuda para mover el volante en las maniobras, un "stop&start" que reduce bastante el consumo de carburante en ciudad, mantenimiento de carril, detector de señales de tráfico... es decir, acercándose cada vez más al coche autónomo.

Últimas noticias