MENÚ
lunes 19 agosto 2019
01:20
Actualizado

“La electrificación es clave en la movilidad del futuro”

Luca de Meo, máximo responsable del Grupo Volkswagen en España, habla sobre los resultados económicos de 2018 y apuesta por un nuevo modelo para el futuro

  • Luca de Meo, del Grupo Volkswagen
    Luca de Meo, del Grupo Volkswagen

Tiempo de lectura 4 min.

09 de abril de 2019. 16:45h

Comentada
Carlos de Miguel.  9/4/2019

ETIQUETAS

La necesidad de establecer unas normas de estabilidad política y económica a nivel del Estado, por encima de los cambios políticos, es fundamental para asegurar la continuidad de la industria española del motor que, en los próximos años, se enfrenta a varios grandes retos. Uno de ellos, es la transformación hacia vehículos eléctricos, en opinión del máximo responsable del grupo Volkswagen en España, Luca de Meo, para quien los coches eléctricos deben convertirse en “coches para millones de personas, no para millonarios”, y anunció una gran ofensiva de nuevos productos eléctricos que se podrán a la venta en menos de año y medio.

Datos Económicos 2018

De Meo reunió a todos los responsables de las empresas de Volkswagen para dar cuenta de las cifras en España de este grupo que, en el pasado año, fue el primero del mundo en el campo de la automoción. En nuestro país, las empresas del Grupo Volkswagen registraron en 2018 una cifra de negocio conjunta de 18.465 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 6,2% respecto al año anterior y equivale al 1,5% del PIB nacional.

Asimismo fue el líder del mercado español de turismos, con 297.278 matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 11,7% respecto a 2017. Seat y Volkswagen ocuparon las dos primeras posiciones del ranking de marcas más vendidas, mientras que Skoda y la división de Vehículos Comerciales registraron récords de ventas. Por su parte Audi acumula 25 años consecutivos como líder del mercado “Premium”, y Porsche lideró el segmento de deportivos de lujo. En los últimos cinco años, las ventas de turismos y todoterrenos del Grupo VAG han crecido un 64%.

Por lo que respecta a la producción, las plantas de Seat en Martorell y Volkswagen en Navarra ensamblaron un tercio de los coches fabricados en España el pasado ejercicio. Y el volumen de sus exportaciones alcanzó los 11.211 millones de euros, cifra que equivale el 3,9% del total de las exportaciones de la economía española.

Otra cifra importante de la compañía son las inversiones en I+D, que en 2018 superaron los 1.300 millones de euros, lo que sitúa al grupo como el primer inversor industrial, con una cuota del 4,7% sobre el total nacional.

Respecto al trabajo, señaló De Meo que “damos empleo de forma directa a más de 24.500 personas, el 92% de ellas con contratos indefinidos, y en el último lustro nuestra plantilla ha aumentado un 13%, generando 3.200 nuevos puestos”. Entre directos e indirectos, más de 182.000 empleos dependen del Grupo VW en España, una cifra que representa el 1% del empleo en todo el país.

Movilidad eléctrica

Especial hincapié puso De Meo en su intervención sobre el futuro de la movilidad en el automóvil, que se orientará hacia los coches eléctricos que, “queremos que sean coches para millones, no para millonarios”. “Queremos ser la batería de la movilidad en España”, añadió y anunció que en el próximo Salón de Barcelona, a principios de mayo, se anunciará “la mayor ofensiva de electrificación en España” que incluirán productos eléctricos puros o enchufables que verán la luz en un plazo de unos 18 meses. En los sistemas de micromovilidad, Seat lidera las innovaciones en este campo que prepara el Grupo VW y sus avances se transmitirán al resto de las marcas hermanas. En el pasado Salón de Ginebra ya se presentó el Seat Minimó como solución de futuro al tráfico en ciudad.

El Grupo VW ha invertido 30.000 millones de euros en el desarrollo de coches eléctricos y Seat busca la eficiencia energética a bajo coste y por ello también apuesta por combustibles alternativos como el Gas Natural Comprimido (GNC).

Un pacto de Estado

El representante del grupo Volkswagen y presidente de Seat solicitó de las autoridades españolas un pacto de Estado con la industria del automóvil que garantice una estabilidad en las decisiones a medio y largo plazo como medida para asegurar la continuidad de esta industria en España. Argumentó que, en la época de crisis, ninguna de las 17 fábricas del motor que trabajan en España ha cerrado “lo cual es casi un milagro”, pero que nuestro país tiene que enfrentarse a una competencia exterior muy fuerte y no tenemos una mano de obra barata por lo que, para ser competitivos, hay que ahorrar en otros gastos, como electricidad o infraestructuras.

Argumentó De Meo que es necesario encontrar un ambiente de estabilidad dado el impacto económico y social que tiene esta industria en el conjunto de España. “Estamos en un reto de transformación y España debe ser el país de las nuevas tecnologías, pero que no nos pongan palos en las ruedas porque hay muchos países competidores. Hoy en día se programan las políticas a largo plazo, parta los próximos 25 años, porque son necesarios dos ciclos de producto para recuperar las inversiones”.

Defendió además que se debe mantener el principio de neutralidad tecnológica a la hora de establecer los criterios de reducir la contaminación ya que se ha demonizado al diésel y sigue siendo una opción limpio en los motores modernos. El problema son los coches antiguos ya que “el 80% del impacto ambientales de coches de más de 10 años, por lo que sería bueno un plan de ayudas que contribuyeran a achatarrar los coches más viejos y sus propietarios pudieran acceder a tecnologías más modernas”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs