Una extraña neumonía, más letal que el coronavirus, mata a 450 personas en Kazajastán en una semana

La embajada china en país advirtió sobre una enfermedad que ha afectado ya a 32.000 personas

Passanger train operations amid an easing of the Coronavirus restrictions in Jakarta
Un pasajero lleva una máscara facial en el transporte público de YakartaMAST IRHAMEFE

La embajada china en Kazajstán ha lanzado una advertencia sobre la presencia de una extraña enfermedad en Kazajastán, que le ha costado la vida a 450 personas en la última semana y que ha infectado a decenas de miles de personas. Los funcionarios chinos describen la enfermedad como “una neumonía desconocida”, más mortal que el nuevo coronavirus.

La página web de la embajada informa de que se han producido varios brotes de la enfermedad en las cludades de Atyrau, Aktobe y Skymkent desde el pasado mes de junio y añade que ya han fallecido varios ciudadanos chinos residentes en el país por culpa de la extraña enfermedad.

Según el Ministerio de Salud de Kazajstán, s ehan registrado más de 32.000 casos de neumonía entre el 29 de junio y el 5 de julio, así como 451 muertes, pero la embajada china matiza que los casos de esta “neumonía desconocida” se comenzaron a detectar hace tiempo e indicaron que el número de casos detectados hasta junio era de 1772.

En esta guerra de cifras entre ambos países, el Ministerio de Salud de Kazajstán trató de restar importancia a la denuncia china e indicó que es “solo un brote de neumonía común”. Sin embargo, reconoce que la tasa de mortalidad “es mucho más alta que la del nuevo coronavirus”. “Las autoridades de salud de Kazajstán están haciendo pruebas para comparar con el virus de la neumonía, pero el virus que causa esta enfermedad aún no se ha identificado”, indicó la institución en un comunicado.

“Hay más de 300 personas hospitalizadas con esta enfermedad todos los días”, advierte Saule Kisikova, responsable de salud regional de Nur-Sultan.

En Kazajstán, desde el comienzo de la pandemia de covid-19, ha habido más de 50.000 casos de coronavirus y al menos 264 muertes relacionadas con la enfermedad. A pesar de ello, el Ejecutivo local niega que haya un nuevo brote pero sí admite que hay una “neumonía viral de origen no verificado”.

Por ello, el Ministerio de Salud kazajo insistió en que la denuncia de las autoridades chinas se han realizado en base a informaciones falsas.