Cuáles son los efectos secundarios del Nolotil, el medicamento más vendido en España

Este fármaco debe usarse sólo para tratamientos de corta duración, con un límite máximo de siete días. Y siempre bajo prescripción médica

Envase de Nolotil de 575mg. El medicamento más vendido en nuestro país | Fuente: Europa Press
Envase de Nolotil de 575mg. El medicamento más vendido en nuestro país | Fuente: Europa Press FOTO: La Razón (Custom Credit)

La población española cada vez se medica más. Los fármacos con receta que se compran en las farmacias han ido creciendo sin parar en los últimos años hasta el punto de que, en el que 2021, las ventas marcaron un nuevo récord histórico, con 1.033 millones de cajas de medicamentos vendidas con cargo al Sistema Nacional de Salud. Evidentemente, la pandemia tuvo mucho que decir en este inusitado pico en el consumo farmacológico. Sin embargo, lo más llamativo es el crecimiento sostenido sobre todo de analgésicos y anti depresivos.

En el 2021, las ventas de medicamentos marcaron un nuevo récord histórico, con más de mil millones de cajas vendidas | Fuente: Agencia ICAL
En el 2021, las ventas de medicamentos marcaron un nuevo récord histórico, con más de mil millones de cajas vendidas | Fuente: Agencia ICAL FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Buen ejemplo de ello es el caso del Nolotil, cuyas ventas se han venido disparando durante los últimos años. De hecho, a día de hoy es el fármaco más vendido y consumido en España, con 22,4 millones de unidades vendidas, de acuerdo con los datos de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles.

Se trata de un analgésico para el tratamiento del dolor agudo, moderado o intenso del post-operatorio o post-traumático, de tipo cólico o de origen tumoral. Además se utiliza en los casos en los que la fiebre es alta y no responde a otras medidas u otros medicamentos para la fiebre. La dosis se establece en función de la intensidad de los síntomas y de la sensibilidad de cada persona al tratamiento con Nolotil. Y no se establece -en ningún caso- a capricho del paciente, porque eso podría ser tremendamente peligroso.

Por ese motivo, es importante seguir escrupulosamente las pautas marcadas por los médicos que las recetaron y estar alerta frente a la aparición de cualquier posible efecto secundario que demande una nueva visita a nuestro médico de cabecera. Si quieres conocer cuáles son estos efectos adversos que se pueden derivar del consumo de Nolotil; que podrían indicar un uso erróneo o una incompatibilidad con este fármaco; a continuación podrás encontrar la lista proporcionada por el Centro de Información de Medicamentos Autorizados (CIMA) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS):

El peligro más grave del Nolotil

El componente principal del Nolotil es el metamizol, que es uno de los componentes más utilizados en la formulación de analgésicos, antipiréticos y espasmolíticos. Pero que, a pesar de ser considerado como seguro por los organismos de salud de nuestro país, también tiene un riesgo asociado: la agranulocitosis; que es -sin duda- el problema más grave que puede provocar el Nolotil.

Las cápsulas de Nolotil de 575 mg fueron el medicamento más venido en nuestro país en el año 2021 | Fuente: Boheringer Ingelheim
Las cápsulas de Nolotil de 575 mg fueron el medicamento más venido en nuestro país en el año 2021 | Fuente: Boheringer Ingelheim FOTO: La Razón (Custom Credit)

Es una enfermedad poco frecuente, pero sus consecuencias pueden ser muy graves y derivar -incluso- en la muerte. Es una afección de la sangre que disminuye el recuento de granulocitos, lo que provoca que se disminuya la capacidad del cuerpo a la hora de combatir los gérmenes y las infecciones. Los signos y síntomas de la agranulocitosis incluyen fiebre, escalofríos, debilidad, dolor de garganta, llagas en la boca o la garganta, sangrado de las encías, dolor de hueso, presión arterial baja, latidos cardíacos rápidos y dificultad para respirar. Así que, ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, no dudes en consultar a tu médico.

La AEMPS recomendó “no utilizar metamizol en pacientes en los que no sea posible realizar controles, por ejemplo población flotante (turistas)” después de que muriesen en nuestro país 10 turistas británicos en el año 2018. Y desde entonces, no es posible vender este medicamento a los turistas que vienen a España. Aunque no está confirmado, todo parece indicar que las poblaciones del norte de Europa son más susceptibles a desarrollar agranulocitosis debido a algunas particularidades genéticas.

Otros efectos adversos

La agranulocitosis es el efecto adverso más grave que podemos padecer como consecuencia de la ingesta de Nolotil. Sin embargo, pueden darse otros muchos efectos secundarios, que también son dignos de mención. Por ejemplo, puede producirse la hipotensión severa, que se produce cuando la presión arterial desciende por debajo de los límites admisibles; lo que significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre como para realizar sus funciones de forma eficaz.

También pueden generarse reacciones cutáneas graves, hemorragias gastrointestinales o -incluso- fallos hepáticos. Después de interrumpir el tratamiento, la mayoría de los pacientes con insuficiencia hepática consiguen recuperarse por completo. Pero en algunos casos aislados, ha sido necesario recurrir al trasplante de hígado, porque la lesión ya era demasiado grave.

El consumo de Nolotil sin el control de un médico puede ser muy peligroso para la salud | Fotografía de archivo
El consumo de Nolotil sin el control de un médico puede ser muy peligroso para la salud | Fotografía de archivo

La mayoría de estos efectos están catalogados como raros o como muy raros. Es decir, que le puede suceder a una persona de cada 1.000 o 10.000. Para la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. el incremento en la incidencia de las reacciones adversas asociadas al Nolotil, puede derivarse del aumento del consumo de Nolotil de los últimos años. Aunque también aclaran que este medicamento debe usarse sólo para tratamientos de corta duración, con un límite máximo de siete días. Y siempre bajo prescripción médica.