Una profesora se salta la cuarentena para dar clase y acude sin mascarilla

La mujer debía permanecer en aislamiento por ser contacto estrecho de un positivo

Una profesora del instituto Antigua-Luberri de San Sebastián ha sido denunciada por quebrantamiento de medidas cautelares después de que acudiera a trabajar cuando debía permanecer aislada en su casa por ser contacto estrecho de otro docente que había dado positivo en una PCR por covid-19, han informado fuentes del Departamento de Educación.

La profesora formaba parte del grupo de docentes que debían permanecer diez días en aislamiento en sus domicilios al ser considerados contacto estrecho de uno de ellos que se había sido contagiado con el SARS-cov-2.

Sin embargo, la denunciada acudió, sin mascarilla, al instituto, situado en el barrio de El Antiguo de la capital guipuzcoana, con la intención de dar clase, algo que no llegó a hacer ya que la dirección del centro se percató de su presencia y le conminó a que se fuera a su casa para guardar la cuarentena a la que estaba obligada.

Según han relatado las fuentes, la profesora se negó a abandonar el instituto por lo que la dirección llamó a Osakidetza y a la Ertzaintza.

Fuentes del departamento de Interior han confirmado que el pasado 2 de octubre se notificó a la profesora la resolución de Salud Pública por la que se le obligaba a cumplir una cuarentena obligatoria de diez días sin salir de su domicilio y que el 5 de octubre instruyó diligencias por un delito de quebrantamiento de medidas cautelares por lo que remitió el atestado correspondiente a los juzgados de San Sebastián.