Navarra y Castilla-La Mancha también piden al Gobierno que declare el estado de alarma y ya son siete autonomías

Se unen así a Cataluña, País Vasco, La Rioja, Asturias, Cantabria y Extremadura. Paralelamente, Castilla y León y la Comunitat Valenciana ya han anunciado que implantarán un toque de queda a partir de este fin de semana ante el aumento sin control de los contagios

El presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, habría decidido también acordar solicitar el el estado de alarma, sumándose así a lo que han hecho ya, a lo largo del día, La Rioja, Extremadura, Asturias, Cantabria y País Vasco.

También la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha defendido la utilidad del estado de alarma y ha remitido una comunicación al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, solicitando su gestión “como autoridad competente si lo aprueba el Consejo de Ministros”.

Una postura similar habría expresando el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha solicitado formalmente al Gobierno de España “la declaración del estado de alarma, con mando y gestión del mismo en la Presidencia del Gobierno de La Rioja, y además de manera coordinada en el conjunto del Estado”.

Según el último dato consolidado en La Rioja, Andreu ha explicado que “hemos registrado el mayor número de contagios por coronavirus desde el inicio de la pandemia en la región: 228 positivos”.

Ante ello, ha proseguido, “seguimos, minuto a minuto, el comportamiento de la propagación del virus y el horizonte próximo” ante lo que ha explicado “debemos ser todos conscientes, es muy preocupante”.

Ante el aumento del número de peticiones, el Gobierno asegura estar “preparado” para adoptar “todas las medidas necesarias” para frenar el incremento de contagios por coronavirus.

Sánchez ha comparecido en el Palacio de la Moncloa este viernes para anunciar la predisposición a actuar en coordinación con las comunidades y tras su intervención, se han sucedido las peticiones para que el Gobierno actúe y apruebe de nuevo el estado de alarma.

“Cada cuestión requiere su momento”, han informado fuentes del Ejecutivo, que recuerdan que Sánchez ha invitado a los territorios a pedir el estado de alarma.

Uno de los mensajes del jefe del Ejecutivo ha sido que está preparado para aprobar “todas las medidas necesarias”.

Así, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado esta misma tarde que pedirá al Gobierno “esta misma tarde” que declare el estado de alarma en Extremadura, dada la situación sanitaria en la que se encuentra la región ante el avance del coronavirus. “Esto no es para confinar, es para limitar la movilidad”, ha subrayado en una comparecencia que ha dado comienzo a las cinco de esta tarde

Apenas media horas antes, el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, daba a conocer que va a pedir al Gobierno aplicar el estado de alarma en Asturias y a implantar el toque de queda. El Ejecutivo regional evaluará esta tarde la situación sanitaria en la que se encuentra cada municipio, tomando como criterio el documento aprobado ayer en la Consejo Interterritorial de Salud.

Se unen ambas comunidades autónomas así al lehendakari Iñigo Urkullu, que ha pedido hoy también al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que declare el estado de alarma en el País Vasco.

En una conversación telefónica con Sánchez, el lehendakari le ha trasladado la necesidad del estado de alarma “dada la situación” sanitaria y con el deseo de actuar con la “mayor celeridad posible para intentar preservar la salud de toda la ciudadanía”, según han informado fuentes de la Presidencia Vasca.

Urkullu ha hecho esta petición después de que ayer el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no avalara una de las medidas recogidas en la orden dictada por la consejería vasca de Salud que prohibía reuniones de más de seis personas en el ámbito privado y público, al entender que infringía un derecho fundamental y que la comunidad autónoma no está facultada para ello, sino el Estado.

En la conversación con el presidente del Gobierno central, Urkullu le ha trasladado su pretensión de pedir el Estado de Alarma dada la actual situación y aún habiendo adoptado nuevas medidas para la contención de la propagación de la pandemia, que han sido publicadas en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) y que entrarán en vigor a las 00.00 de mañana, sábado.

El objetivo de Iñigo Urkullu es “actuar con la mayor celeridad y diligencia posible para intentar preservar la salud de toda la ciudadanía, limitar la transmisión comunitaria del coronavirus y, como consecuencia de ello, la saturación de camas hospitalarias”.

En este sentido, ha explicado que su decisión cuenta con un dictamen favorable del Departamento de Salud, así como de la Comisión Técnica del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi en cumplimiento del Decreto de Emergencia Sanitaria, y remitirá hoy formalmente la propuesta de solicitud de declaración de Estado de Alarma, “con mando y gestión del mismo en la presidencia de cada Comunidad Autónoma de manera coordinada en el conjunto del Estado”.

Hoy mismo se ha sabido también que el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernandez Mañueco, ha avanzado que Castilla y León establecerá el toque de queda este fin de semana. Así lo ha manifestado durante una rueda de prensa, posterior a un encuentro en Valladolid con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ha mostrado el apoyo del Gobierno a esta medida. No obstante, los servicios jurídicos de la Junta se encuentran trabajando para ver las diferentes opciones para su aplicación de manera urgente.