Los supermercados Lidl y Aldi comienzan a vender test rápidos de coronavirus

Por el momento, son tres las pruebas autorizadas para su comercialización. Pueden hacerse en casa y ofrecen resultados en 15-20 minutos

Un supermercado de la cadena Aldi
Un supermercado de la cadena AldiALDI ALDI

Alemania permite a partir de hoy la venta de test rápidos de antígenos en farmacias y supermercados low cost, como Lidl o Aldi. El Instituto Federal de Medicamentos de Alemania dio las primeras licencias a varias pruebas que pueden aplicarse sin personal sanitario y que apuntalan los planes del ministro de Sanidad, Jens Spahn, de extender su uso para agilizar la detección de los contagios de covid-19.

Las tres primeras licencias corresponden a test que se aplican en las zonas menos profundas de las fosas nasales, informaron fuentes de ese organismo, lo que está al alcance de cualquier ciudadano.

Los dispositivos cuentan con un 80% de fiabilidad y el funcionamiento de la prueba es muy sencillo. La persona que quiera hacerse el test debe introducirse un hisopo de algodón en la parte inferior de la nariz. La muestra se deposita en una herramienta muy parecida a los test de embarazo. El resultado se obtiene entre 15 y 20 minutos.

A pesar de haber presentado 50 modelos diferentes, únicamente son tres los que han pasado los filtros de las autoridades sanitarias alemanas: Rapid SARS-CoV-2 Antigen Test Card, LYHER Covid-19 Antigen Schnelltest (Nasal) y CLINITEST Rapid COVID-19 Self-Test.

Spahn considera que la extensión de estos test será una “pieza fundamental” en la lucha contra la pandemia, indicó en declaraciones a la televisión pública ZDF.

Estos planes son vistos con escepticismo por parte de la canciller Angela Merkel, que según medios alemanes los considera prematuros. Se espera que la cuestión sea abordada hoy en la reunión entre la líder alemana y los poderes regionales, donde se estudiarán los pasos a seguir frente a la pandemia.