España entra en riesgo medio: la incidencia cae a 149

La curva ya desciende muy lento y preocupa el incremento de la tasa de reproducción, que sube al 0,88

Thumbnail

La incidencia acumulada a 14 días sigue bajando en España. Según el último balance de Sanidad se sitúa en los 149 casos por cada 100.000 habitantes, de forma que la situación epidemiológica del país pasa a “riesgo medio”, según los umbrales fijados por Sanidad.

Según el sistema de semáforo que utiliza el ministerio, hay cuatro niveles de alerta: cuando la incidencia supera los 250 casos el riesgo es extremo; entre 150 y 250, es alto; entre 50 y 150, medio; entre 25 y 50 el riesgo es bajo y cuando la incidencia está por debajo de 25 se considera situación de “nueva normalidad”.

No obstante, hay variabilidad por comunidades: Hay 5 comunidades (Baleares, Castilla-la Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Murcia y La Rioja) con incidencias por debajo de los 100 casos. Por otro lado, Melilla roza los 400, Ceuta los 300. Madrid tiene una incidencia de 245 y el País Vasco de 203.

Aunque la curva baje, la tasa de reproducción indica que lo hace a un ritmo mucho más lento. De hecho, se puede decir que se ha entrado en un valle. La tasa de reproducción (número de personas a los que infecta un positivo) se sitúa en el 0,82 cuando hace tan solo 15 días estaba en el 0,66. La gran meta es que no pase de 1, indicador que significa que la pandemia está estabilizada.

Según el último balance de Sanidad, se han producido 6.654 contagios en la última jornada y 634 fallecidos. La ocupación de UCIS todavía sigue siendo muy alta: el 25% de las camas de intensivos están ocupadas por pacientes Covid, lo que significa que la situación de estas unidades es de riesgo expremo. En este parámetro también hay grandes diferencias por territorios. Madrid y La Rioja sobrepasan el 40% de ocupación. Castilla y León y Cataluña están también en niveles preocupantes de UCI: del 31% y el 37%.

En cambio, La tasa de contagios o Número Reproductivo Básico Instantáneo (Rt), el indicador que mide el número de personas a las que infecta cada contagiado, está volviendo a subir. Este crecimiento suele anticipar un aumento de los contagios. Así ha ocurrido, al menos, durante las tres olas anteriores de la pandemia de Covid-19.

Según los datos recogidos por el Instituto de Salud Carlos III y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la cifra se sitúa ahora en 0,82, lo que supone que esa cifra es, de media, el número de contagios que provoca cada infectado.

A mediados del pasado mes de febrero, la tasa de contagios llegó a rozar el nivel más bajo de toda la pandemia. En concreto, se situó en 0,66, apenas a seis décimas del 0,60 que se registró el 9 de mayo del pasado año, momento en el que los españoles llevaban dos meses confinados en sus casas y que supuso un gran paso para frenar la multiplicación del virus en nuestro país.

En el otro extremo, la cifra más alta se produjo el 9 de marzo, justo hace casi un año, un día después de las polémicas concentraciones feministas y otros actos de carácter político que fueron autorizados por el Ministerio de Sanidad y las delegaciones del Gobierno pese a que el virus ya había penetrado en España y los casos se estaban disparando. Aquel día el Rt se situó en 2,74.