¿Qué es el género no binario con el que se define Demi Lovato?

Esta confesión abre de nuevo el debate sobre qué significa ser de género no binario o género fluido

Demi Lovato, ex estrella de Disney.
Demi Lovato, ex estrella de Disney.redes socialesDISCOGRAFICA

“Durante el último año y medio he estado haciendo un trabajo de sanación y autorreflexión. Y, a través de este trabajo, he tenido la revelación de que me identifico como no binaria”, ha declarado Demi Lovato, ex estrella Disney, en su nuevo podcast 4D With Demi. El pasado mes de marzo Demi Lovato se declaró pansexual en el podcast de The Joe Rogan Experience. El proceso de introspección de Demi Lovato, que entre 2018 y 2019 estuvo dieciséis meses internada para rehabilitarse, continúa.

Con este anuncio, Demi Lovato se une a la lista de personalidades que se identifican con el género no binario, o de género fluido. Cantantes como Sam Smith, LP (Laura Pergolizzi), Miley Cyrus; intérpretes como Indya Moore, Jonathan Van Ness, Asia Kate Dillon, o modelos como Ruby Rose, también se han declarado, en algún punto de su vida, estar más cómodos sin que se les identifique con el género masculino o femenino. Otro caso mediático que ha llevado a confusiones es el de Elliot Page, que en 2020 comunicó que se definía como trans, no como no binario. Y pedía que se dirigieran a él como ‘él’, no como ‘ella’.

Elliot Page en su entrevista con Oprah Winfrey.
Elliot Page en su entrevista con Oprah Winfrey. AP

¿Qué es ser de género no binario?

Aun así, la pregunta es recurrente. ¿Qué significa ser de género no binario? Así a bote pronto, el término no binario distingue a las identidades de género que no se encasillan en ninguno de los géneros tradicionales, ni masculino ni femenino. Pero que, a su vez, se identifican con ambas. Ser no binario no es estar en un lugar intermedio entre el hombre y la mujer, sino en un punto distinto a esos dos extremos. Tampoco significa que se definan como homosexual o heterosexual. Ni como transgénero. Pueden identificarse con un tercer género o ninguno.

Ser no binario tampoco tiene que influir en el aspecto físico. No debe confundirse con ser andrógino. Aunque puede coincidir que haya personas de aspecto andrógino que se definan como no binario. Asimismo, hay quienes consideran que ser no binario puede considerarse trans, porque es no identificarse con el género asignado al nacer.

Nada, excepto sentirse a gusto consigo mismo, identifica a un no binario con su condición. Ni las preferencias sexuales, ni el aspecto físico, ni cualquier operación que se pueda llevar a cabo definen a una persona no binaria. Demi Lovato lo expone así, por ejemplo: “Siento que esto representa mejor la fluidez que siento en mi expresión de género y me permite sentirme más auténtica y fiel a la persona que sé que soy, y que todavía estoy descubriendo”.

Colectivos no binarios protestan frente a la sede del PSOE en Madrid el pasado abril de 2021.
Colectivos no binarios protestan frente a la sede del PSOE en Madrid el pasado abril de 2021. FOTO: Eduardo Parra Europa Press

¿Cómo referirse a una persona no binaria?

Al informar en sus redes sociales de su condición no binaria, Demi Lovato avisa de que pasará oficialmente a cambiarse los pronombres a ‘they/them’. Y declara sin tapujos estar “orgullosa” de pertenecer a “la mafia del alfabeto”, como se llama en ocasiones a la comunidad LGBTQIA+. Esta fórmula, en tercera persona del plural, se usa para el singular en inglés. Y el plural, al ser de género desconocido o indefinido, facilita así el dirigirse a las personas no binarias. En los países angloparlantes se ha escogido esa vía plural y neutra para el singular de las personas no binarias. En castellano lo que más se aproxima a esa variante son los pronombres acabados en -e, como ‘elle’ o ‘elles’.

La Real Academia Española incluyó en octubre de 2020 el pronombre ‘elle’ en Observatorio de Palabras, de creación reciente. En dicho Observatorio se recogen nuevos términos que aún no aparecen en el diccionario. Y la definición que le daba la RAE al pronombre ‘elle’ era el siguiente: “Pronombre de uso no generalizado creado para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente existentes”. No obstante, no tardaron en eliminar dicha entrada debido “a la confusión” que generó.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso.
La ministra de Igualdad, Irene Montero, en el Congreso. FOTO: FERNANDO VILLAR EFE

Reconocimiento de las personas no binarias

No son pocos los países que, en los últimos años, han actualizado sus leyes para reconocer de distintas formas el género no binario. Por ejemplo, en Alemania, Reino Unido, Austria, Países Bajos, Dinamarca, Uruguay, Nueva Zelanda, Canadá o Nepal. En Alemania y Canadá se puede registrar como no binario en los certificados de nacimiento.

Sin embargo, en España todavía no. El Ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero creó un proyecto de ley en el que, entre otras muchas cosas, había un reconocimiento del género no binario. “La mención de sexo registral podrá ser elegida entre una de las cuatro opciones: hombre, mujer, no binaria o se podrá dejar en blanco”, determinaba la proposición. A su vez, incluía lo siguiente: “El Ministerio de Interior adoptará las medidas necesarias para que los documentos oficiales de identificación recojan las opciones de hombre o mujer, persona no binaria y puedan omitir, a petición de la persona interesada, la mención relativa al sexo”.

La propuesta estaba pensada para ser aprobada este mes de mayo de 2021. No obstante, las diferencias entre PSOE y Unidas Podemos mantienen bloqueado el proyecto de ley trans. Es, de hecho, en el punto señalado un párrafo más arriba donde el PSOE tiene reticencias, pues exigen seguridad jurídica a la hora de cambiar de sexo en el Registro con la sola declaración del interesado.

La vicepresidente Carmen Calvo (PSOE) es uno de los principales escollos de Irene Montero (UP) para llevar a cabo el proyecto de ley trans.
La vicepresidente Carmen Calvo (PSOE) es uno de los principales escollos de Irene Montero (UP) para llevar a cabo el proyecto de ley trans. FOTO: Alberto Di Lolli / POOL Alberto Di Lolli / POOL