Cuándo hacerse un test de antígenos para saber si tengo la variante Ómicron

La variante surafricana tiene una alta velocidad de transmisión y el periodo de incubación es menor que Delta

Los hospitales y los centros de salud están colapsados estos días debido al gran número de contagios de la nueva variante Ómicron. En la imagen, el acceso a la zona de test covid del hospital de Alcorcón
Los hospitales y los centros de salud están colapsados estos días debido al gran número de contagios de la nueva variante Ómicron. En la imagen, el acceso a la zona de test covid del hospital de Alcorcón FOTO: Alberto Ortega Europa Press

-“Buenos días, vengo a hacerme un test de antígenos para saber si estoy contagiado”.

-”¿Cuándo comenzó con los síntomas?”

-”Ayer”.

-”Pues vuelva mañana porque todavía es pronto para saberlo”.

Esta es una de las miles de conversaciones que se están produciendo estos días en los centros de salud de todo el país, colapsados por la llegada de personas, incluso familias enteras, con síntomas como cansancio físico, dolor de cabeza, moqueo o dolor de garganta. La variante Ómicron está haciendo estragos en la población. No hay ningún ciudadano en este país que no tenga conocimiento de algún caso cercano que esté contagiado. No en vano, desde la pasada Nochebuena se han reportado más de 17.000 contagios nuevos. La rapidez con la que se transmite la variante surafricana también afecta a los plazos en los que puede ser detectada.

Durante estos días, en los que todo el mundo quiere saber si está a salvo del virus para no ayudar a la propagación y no contagiar a sus seres queridos -sobre todo a los más vulnerables- , en muchos casos hay personas con síntomas o sin ellos, que se están realizando la prueba de antígenos y están dando negativo a pesar de estar contagiados. ¿A qué se debe esto?

Menor periodo de incubación

La variante Delta, cuyos síntomas eran más intensos que con Ómicron, el periodo de incubación de la enfermedad era de cinco días. En cambio, ahora, Ómicron ha reducido estos plazos a tres días. Otro de los aspectos importantes es que los test de antígenos son menos sensibles y pueden dar falsos negativos. Es más, un resultado puede ser negativo por la mañana y positivo por la tarde. Por ello, la mejor opción, aunque más cara, son los PCR cuyo resultado no es tan inmediato pero que es mucho más fiable. Así que, si hemos tenido contacto con algún positivo, lo mejor para hacer el test de antígenos es esperarse tres días.

Si vamos a mantener reuniones con amigos o familiares, repetirse la prueba cada día, media hora antes de la cita para estar más seguros de que el resultado es más fiable.

En el caso de que el resultado sea negativo, es recomendable seguir manteniendo las medidas de precaución como el distanciamiento social, evitar el contacto físico, usar preferiblemente mascarillas Fpp2, que las reuniones se produzcan al aire libre o en lugares con una ventilación adecuada.

Hay que tener en cuenta que la vacunación ha cambiado la situación. Los efectos son distintos (Ómicron puede pasar disfrazado como un simple resfriado) y podemos estar contagiados sin síntomas, lo que no evita que podamos transmitir la enfermedad.