Telefónica, Vodafone y Orange piden que se prohíba la función Relay privado en iPhone e iPad

Esta nueva característica del sistema operativo, actualmente en beta y disponible sólo para los usuarios de planes de pago de iCloud, oculta la navegación por Internet del usuario a ojos de Apple, los sitios web y los operadores de red

Relay privado de Apple en iCloud.
Relay privado de Apple en iCloud. FOTO: APPLE APPLE

Telefónica, Vodafone, Orange y el operador alemán T-Mobile han reclamado en una carta a la Comisión Europa que la nueva función Relay privado que incorpora la última versión del sistema operativo de los iPhone e iPad sea prohibida en la Unión Europea. Según recoge The Telegraph, medio que ha tenido acceso al documento, los operadores señalan que “la forma en que se implemente Relay privado tendrá consecuencias significativas en términos de socavar la soberanía digital europea”.

Relay privado es una nueva función que Apple ha incluido en la versión 15 de los sistemas operativos iOS e iPadOS, enfocada a proteger la privacidad del usuario de forma que ni Apple ni las webs ni los operadores de red puedan vincular su actividad en Internet con él.

En la carta, enviada el pasado agosto y firmada por los jefes ejecutivos de Telefónica, Vodafone, Orange y T-Mobile, se indica que Relay privado, al cifrar y redirigir el tráfico, impide que “otras redes y servidores accedan a datos y metadatos vitales de la red, incluidos los operadores a cargo de la conectividad”.

A efectos prácticos, un servicio similar al que ofrece una VPN, pero su presencia en un dispositivo tan popular como el iPhone preocupa a las operadoras que consideran que afecta a la gestión de sus redes y a servicios que ofrecen como los de protección contra el contenido dañino para sus clientes.

“Relay privado impedirá que otros innoven y compitan en los mercados digitales descendentes y puede afectar negativamente la capacidad de los operadores para administrar eficientemente las redes de telecomunicaciones”, recoge la misiva enviada a la Comisión Europea.

Actualmente, la función solo afecta a la navegación que se realice con Safari y se encuentra desactivada por defecto en las cuentas de pago del servicio de Apple en la nube iCloud. Estas son las únicas que pueden utilizar Relay privado durante la fase beta en la que se encuentra.

Cómo funciona Relay privado

Tal y como explica Apple en la página de soporte de la función, Relay privado busca proteger la identidad del usuario y su historial de navegación mientras emplea Safari. “Por norma general, el proveedor de la red y los sitios web que visitas al navegar por internet pueden acceder a la información que contienen tus datos de navegación, como los registros DNS y la dirección IP. Esta información se puede usar para identificarte y configurar un perfil de tu ubicación e historial de navegación a lo largo del tiempo”, explica la compañía.

Para evitarlo, las solicitudes que realiza Safari se enrutan a través de dos servidores, uno gestionado por Apple y otro por un “proveedor de contenidos externo”. Con Relay privado activado, tanto el proveedor de la red como Apple pueden ver la dirección IP del usuario pero no los registros DNS que están encriptados para ambos. Es decir, saben la IP que se conecta pero no a donde lo hace.

El segundo servidor “genera una dirección IP temporal, desencripta el nombre del sitio web que has solicitado y te conecta con este.” Por tanto, conoce los sitios webs que se visitan pero no puede vincularlos con la IP real. Y lo mismo sucede con las propias webs que solo registran la IP temporal.