Los misiles rusos Tornado se guían con microchips comprados en AliExpress

El bloqueo a tecnología ha hecho que los militares rusos se adapten a lo que encuentran en la web.

Lanzacohetes Tornado-G
Lanzacohetes Tornado-G FOTO: RUSSIAN DEFENCE MINISTRY PRESS S EFE

De acuerdo con las condiciones de las sanciones, que desde 2014 han estado bloqueando el acceso a la tecnologíal moderna, la industria militar rusa ha estado tratando de encontrar soluciones alternativas. Y una de ellas ha sido comprar microchips para los sistemas de guía de los lanzacohetes Tornado en páginas web, como AliExpress.

Esto ha sido divulgado por la organización Conflict Armament Research (CAR) en un informe. CAR es una organización de investigación con sede en el Reino Unido que analiza el suministro de armas convencionales, municiones y material militar relacionado, en áreas afectadas por conflictos. La información obtenida en estos análisis la recibe iTrace, un proyecto financiado por la Unión Europea y el gobierno alemán, que proporciona a los gobernantes de la UE información precisa y verificada para comprender las transferencias de armas en detalle y, con ello, desarrollar una gestión y un control de armas eficaces y basados en pruebas.

El misil guiado 9M544 para el lanzacohetes Tornado-S, según explica CAR, ha sido analizado gracias a que la cabeza del contenedor de municiones en racimo suele permanecer en buenas condiciones después de la explosión. Curiosamente, ya se había realizó un análisis detallado de la unidad de guía del misil 9М544 en fuentes rusas. Aunque de una manera extremadamente extraña: en lugar de alardear de la “mejor electrónica rusa” que se usó allí, los rusos escribieron que el misil “único en su tipo” consta de microcircuitos que se pueden comprar fácilmente en masa en AliExpress.

Detalle de los componentes del lanzacohetes disponibles en AliExpress
Detalle de los componentes del lanzacohetes disponibles en AliExpress FOTO: Conflict Armament Research

En otras palabras, toda la electrónica se basa en microcircuitos de la clase “comercial”, es decir, como citan los propios rusos, “para uso en electrodomésticos civiles”. También dicen, precisamente por esto, la federación rusa “está en los ganadores” y no teme ninguna sanción. El nuevo informe de CAR señala que en total se han contabilizado 85 componentes que se pueden comprar en Europa y Estados Unidos, lo que muestra lo ineficaz que resulta la sanción. Hasta ahora se sabía que otras unidades rusas analizadas, como los misiles Kh-555 y Kh-101, utilizaban tecnologías de los años 60 y 70.

Las imágenes del informe de CAR muestran que hay dos microcircuitos TSOP66, tres microcircuitos LQFP64, condensadores SMD de tantalio, conectores DB15 y SMA, y todo esto se puede comprar fácilmente a través de AliExpress. Aunque todavía no hay un análisis de los microcircuitos en la unidad de giroscopio de fibra óptica y la unidad de accionamiento del timón, lo más probable es que allí se puedan ver chips comerciales similares.

En cualquier caso, el uso de tales microcircuitos domésticos no es una ventaja, sino el principal inconveniente del arsenal ruso. La cuestión es que la electrónica de esta clase tiene baja confiabilidad y tolerancia a fallos. Esto afecta la precisión del sistema de corrección de vuelo e incluso puede convertir el cohete en un “boomerang”.