La ficción coreana: nuevo filón del «streaming»

Hoy estrena Netflix «Hi bye, mama!», serie dramática surcoreana que se une a la cada vez mayor ambición de la plataforma por fichar contenidos del país asiático

Tae-hee Kim protagoniza «Hi bye, mama!», serie coreana ya disponible en Netflix
Tae-hee Kim protagoniza «Hi bye, mama!», serie coreana ya disponible en Netflix FOTO: Netflix

Aún confinados, somos inevitablemente testigos de una batalla virtual que se libra diariamente. Hablo de esta guerra del «streaming» en la que todo vale y donde los límites no existen. Esa competición de cada plataforma por apuntar lo más alto posible independientemente de la naturaleza o consecuencia que brinde el objetivo a perseguir. Ya no son solo grandes series y películas que de la gran pantalla pasan a estar a nuestro alcance en las diferentes plataformas, sino que se trata de numerosos catálogos infinitos donde, si te pones a elegir, puedes no decidirte nunca. Si bien la ampliación de los títulos en cada plataforma también depende de las modas, ahora parece ser el turno de las producciones coreanas. «Parásitos», de Bong Joon-ho, dejó tan buen sabor de boca tanto a especialistas como al público que el foco audiovisual se puso rápidamente en la maquinaria surcoreana. La película arrasó en los Oscar, obteniendo los galardones a Mejor película, Mejor director, Mejor guion original y Mejor película internacional. Rompió todos los esquemas y no solo por el reconocimiento que tuvo ante los espectadores en tiempos de Tarantino y Scorsese, sino también por la fuerza de su historia. Gracias a esto, cada vez son más las producciones que se descubren del universo asiático y ahí Netflix ha descubierto su nueva oportunidad para acaparar: las series surcoreanas.

Explica Minyoung Kim, vicepresidente de contenido coreano de Netflix, que «la historia del entretenimiento coreano es larga. Hemos pasado por muchas pruebas y errores diferentes, y hemos aprendido que las historias más impactantes y convincentes surgen cuando son más auténticas y personales». De ahí que la mayoría de series coreanas con éxito sean dramas tan cotidianos como telenovelescos. Ejemplo de ello es «Hi bye, mama!», serie coreana que hoy estrena Netflix y que se une al amplio catálogo de fichajes por parte de la plataforma de ficciones de dicha índole. En este «dorama» –así se refieren a las series dramáticas provenientes de Corea del Sur– se narra la historia de una madre fallecida que tiene la oportunidad de volver a la vida durante 49 días. A lo largo de sus 16 capítulos se exaltan los sentimientos de amor y nostalgia intrínsecos a una familia que pierde a un ser querido.

Zombies y «webtoon»

Sin embargo, la creación surcoreana no solo se enfoca a lo dramático, sino que obtiene bastante éxito con sus thriller y series protagonizadas por zombies. Explica Minyoung Kim que «las grandes historias coreanas nos ayudan a generar empatía y desarrollar una comprensión compartida del mundo. Desde el K-pop y K-food, hasta el K-zombies, vemos personas en diferentes partes del mundo que comparten el gusto por los estilos coreanos y por eso estamos comprometidos a invertir en la talentosa comunidad crativa de Corea». Tanto es así que dichas ficciones de muertos vivientes están arrasando en cuanto a visualizaciones en Netflix. La plataforma está preparando su maquinaria para lanzar títulos como «All of us are dead», producción original de Netflix y que destaca como el posible nuevo éxito de la plataforma en cuanto a contenidos asiáticos. Está basada en el cómic «Now at our school», el cual desvela otra característica de la producción coreana: se trata de un popular «webtoon». Es un formato de historieta digital originado en Corea del Sur que tiene la peculiaridad de emitirse en vertical. Con esto, «All of us are dead» se centrará en un grupo de estudiantes de secundaria que se enfrentan a una crisis extrema cuando quedan atrapados en su escuela y un virus zombie se propaga como si fuese un incendio forestal.

Y el gusto de Netflix por el género K-zombie no se queda ahí, pues también está preparando el estreno de otras series como «Train to Busan». Esta ficción está dirigida por Yeong Sang-ho, director surcoreano que, según se supo ayer, ha firmado un acuerdo con Netflix para otro proyecto: «Hellbound». Se trata de una nueva serie de terror que también tomará como punto de partida el «webtoon» coreano, pero esta vez fuera de las aulas: contará una historia de supervivencia en medio de un caos social caundo aparecen unos seres sobrenaturales que condenan a las personas al infierno. Asimismo, Netflix pretende tener en su catálogo otros títulos como «Extracurricular», que se estrena el 29 de abril, «It’s ok to not be okay», que llega en junio, o «Hyena», ya disponible.

El gusto por lo asiático: Pokémon entra en escena

La producción audiovisual coreana no es la única que se ha vuelto atractiva en cuanto a la ambición de Netflix. También lo es desde hace tiempo el anime. El gusto de la plataforma por la multifacética maquinaria asiática es un hecho, de tal manera que el jueves se hizo pública una noticia que confirma este foco: la plataforma ha llegado a un acuerdo con The Pokémon Company y ha comprado la serie protagonizada por Ash Ketchum y Pikachu. Es una gran noticia para aquellos entrenadores Pokémon que tengan acceso a Netflix, pues la plataforma, además de incorporar todos los capítulos de la icónica ficción, estrenará en exclusiva el 12 de junio la temporada 23 de «Pokémon Journeys: the serie».