Sharonne, o cómo coronar el esfuerzo de toda una vida

La ganadora de «Drag Race España» celebra esta victoria, ante todo, por «reconocer mi trabajo de tanto tiempo»

Son las figuras como la de Sharonne las que nos abren camino hacia una sociedad más tolerante y diversa. Son trabajos como el suyo, basado en la resistencia, la valentía y la actitud, los que inspiran y hacen posible que las mentes se hagan partícipes de nuevas ideas y conceptos. Sharonne es la nueva ganadora de «Drag Race España», pero, ante todo, es un ejemplo de humanidad y constancia. El pasado domingo, Carmen Farala –reina de la anterior edición– coronaba a su sucesora en la gran final del programa de Atresplayer Premium, alzándose la nueva soberana del universo drag con la victoria en una final que compartió junto a sus compañeras Marina, Estrella Xtravaganza y Venedita von Däsh. «Me gusta lógicamente que se valore lo que he hecho durante el programa, pero sobre todo para mí significa un reconocimiento al trabajo que he hecho durante tanto tiempo», explicaba una sensata y sonriente Sharonne a LA RAZÓN. Su andadura por el mundo del espectáculo comenzó cuando tenía 18 años –acaba de cumplir 46–, época en la que «monté mi propia compañía de teatro. Trabajábamos por España y en el extranjero, hicimos gira por Alemania, Francia, Reino Unido...», recuerda la drag queen, cuyo talento, tal y como se ha visto durante el programa presentado por Supremme Deluxe –la equivalente a la icónica RuPaul americana en España–, también se refleja en su voz y en sus dotes como actriz.

Combatir el miedo

Recuerda cómo en aquella compañía, «que basaba sus espectáculos en lo musical y la comedia, empezamos a introducir ciertos guiños travestis y canallas que nos gustaban a nosotras. Y fue entonces cuando empecé a desarrollar lo que más tarde se convirtió en mi personaje». Desde entonces, tanto Sharonne como quien hay tras ella, Cristóbal Garrido, no ha parado de interesarse, de aprender, de seguir creciendo artística e intelectualmente, esfuerzo que ha quedado reflejado en las retinas de Javier Calvo, Javier Ambrossi y Ana Locking –jurado del programa–, quienes quedaban boquiabiertos actuación tras actuación.

Las doce drags concursantes de "Drag Race España" 2022
Las doce drags concursantes de "Drag Race España" 2022 FOTO: Atresmedia

Durante el programa, Sharonne ha aprendido bastante en términos artísticos, pero «sobre todo he aprendido de mis compañeras como seres humanos». Además de las mencionadas, han pasado por esta nueva edición las drags Ariel Rec, Diamante Merybrown, Drag Sethlas, Jota Carajota, Jurijii Der Klee, Marisa Prisa, Onyx y Samantha Ballentines. «En el concurso no se ve que compartimos una casa, y a mí me hacía muy feliz que mi habitación fuera el confesionario de todas. Teníamos una hermandad que nos ha engrandecido, y compartir nuestras historias es el mayor aprendizaje que me llevo, incluso mayor que el artístico», asegura Sharonne. Con esto, y si bien advierte que «no me gusta dar consejos porque no me considero la indicada», sí lanza un mensaje pertinente con el inminente Día Mundial del Orgullo LGTBIQ+: «Haciendo ‘’Drag Race’' he recibido mensajes de gente joven, incluso de sus padres, y casi siempre sus historias estaban relacionadas con el miedo, a maquillarse, a salir del armario... No hay que tener miedo a la vida. Lógicamente hay que pasar por ahí, pero una vez lo reconocemos debemos no dejar que nada ni nadie nos ponga una valla que nos impida seguir avanzando». Una serie de emociones basadas en el vértigo y la incertidumbre por las que la nueva reina de «Drag Race» confiesa haber pasado: «También tuve que dar el paso de vestirme e irme a trabajar caminando por la calle, con miedo a que me dijeran algo o me agredieran. Y siempre van a aparecer nuevos temores, a todos los niveles, pero hay que buscar la mejor manera de superarlos».

Explica Sharonne que hacer drag conlleva diferentes cosas, y entre ellas nunca falta el humor. «Con mis compañeras hemos jugado todas. A mí se me ha ‘’atacado’' con la edad, pero si no te lo tomas a broma vas muy mal. Con Sethlas era con la altura, con Estrella con que está gorda... Pero no nos duele, porque hay que ser autocrítico, tener humor y sentido común. Es decir, no dejar que ciertas opiniones te puedan hacer daño porque, al fin y al cabo, son ajenas a ti», dice Sharonne. Para ello, es imprescindible una personalidad forjada con la experiencia, una coraza que rechaza lo tóxico ajeno con tal de llevar un proyecto hacia adelante. Y, en parte, eso lo ha aprendido la ganadora conociendo la historia LGTBIQ+. «Este concepto de las siglas lo conocemos desde hace muy poco, antes se hablaba del mundo de la homosexualidad, los términos eran más sencillos», continúa Sharonne, «pero cada vez somos más diversos y diversas, y eso quiere decir que hay una libertad que hasta hace poco no existía. No debemos olvidar nuestros orígenes».

Las ventajas de agradecer al universo
Para Sharonne, una de las claves para triunfar reside en el agradecimiento. «Durante el programa, cada mañana hacía mis meditaciones y agradecía», recuerda, «son muy importantes los mensajes que lanzamos al universo. En ningún momento pedí ganar, sino que agradecía lo que iba a tener en ese día. Y eso creo que la vida te lo acaba de volviendo». Una actitud que le permite vivir en el día a día y que, quién sabe, le podría servir «para escribir un libro de autoayuda», bromea.