Viajes

Palma, una sugerente combinación de sol y urbe

La ciudad de Palma es uno de los destinos de viaje más polifacéticos del mundo gracias a su clima, a su costa, y a su encantador centro urbano, así como a sus mercados, comercios, museos, restaurantes… Palma es una capital que lo ofrece todo. Situada en el centro de la bahía que lleva su nombre, a unos trece metros de altura sobre el nivel del mar, su historia ha estado siempre ligada al puerto, un puerto integrado en la vida de los palmesanos y en el que se percibe una atmósfera especial por la proximidad a lugares emblemáticos. Quizás por ello, alojarse en uno de los hoteles que este puerto pesquero, comercial, y deportivo alberga, sea descubrir Palma en todos sus aspectos.

Publicidad

El hotel Meliá Palma Marina

Una sugerente combinación de sol y urbe. Esa es la frase que define al hotel Meliá Palma Marina. Su ubicación privilegiada en primera línea del paseo marítimo permite llegar a pie no solo a la playa, sino a las calles y monumentos que la hacen entrañable –entre otras cosas– por la belleza de su arquitectura.

El Meliá Palma Marina en una fusión de conceptos de un hotel para cualquier momento del año y de alojamiento para todo tipo de turismo –ya sea de descanso o de negocios–, ha conformado espacios diferentes como salas de reuniones, de congresos o de ocio, como una maravillosa piscina con vistas al Mediterráneo, sin olvidar su reconfortante YHI spa. Es un conjunto de servicios que resume la esencia versátil de Palma.

Palma, una referencia en el sector turístico

Publicidad

Palma ha sido presentada hace unos días en la World Travel Market London (WTM) como destino “único de calidad”. Esas palabras desvelan el ambiente que envuelve la ciudad de Palma en el que se puede encontrar comodidad por sus servicios, originalidad en su oferta de actividades y tendencias vanguardistas en todas las iniciativas turísticas que emprende, lo cual no sería posible sin las sinergías que existen en Palma entre el sector público y privado, algo muy presente en la dirección del Meliá Palma Marina.

La personalidad del hotel viene marcada por la experiencia más exclusiva: The Level, con varias opciones personalizadas y únicas para el huésped, aptas para el viajero de negocios o para quien busca relajarse, incluyendo un lounge disponible doce horas al día. Otra de sus singularidades es su restaurante Moss de comida flexiteriana en el que la gastronomía se engloba en una mezcla de las palabras “flexible” y “vegetariana”. Este restaurante con su carta basada en vegetales –pero sin excluir totalmente los productos animales–, es una puerta a cuestiones fundamentales para el cuidado medioambiental de la Tierra a través de una alimentación coherente con los recursos que el planeta posee. Comer en él despierta emociones, algo que busca un viajero allá donde vaya.

Publicidad

Por todo lo expuesto, Palma, y hoteles como el Meliá Palma Marina, son una referencia en el sector turístico, y una elección acertada si se desea que un viaje deje huella en el alma.